5 ACERTIJOS DE PERSONAS QUE APLICARONN SU INGENIO Y SALIERON DE UNA SITUACIÓN COMPLICADA. ¿TÚ PODRÍAS HACERLO?

A todos, cuando éramos niños, nos hablaban de la importancia de estudiar bien y sacar las mejores calificaciones en la escuela. Sin embargo, las investigaciones del psicólogo Benjamin Hardy afirman todo lo contrario: los alumnos con rendimiento escolar mediano llegan a tener más éxito en la vida que los que sacan las notas perfectas. Los estudiantes mediocres piensan cosas fuera de lo común y cuestionan las soluciones convencionales. ¿Cuántos de los conocimientos que recibiste en la escuela usas tú hoy en día?

1. Un criminal muy astuto

El 24 de noviembre de 1971, un hombre que se identificó como D. B. Cooper, compró un boleto para un viaje en un “Boeing 727”. Se subió a bordo, y durante el vuelo de Portland a Seattle le mostró a una azafata un maletín con algo que se asemejaba a un explosivo, declarando que estaba secuestrando la nave. El criminal exigió a las autoridades 200 mil dólares y 2 paracaídas. Al aterrizar en su destino, él consiguió lo deseado, y dejó ir a los pasajeros. Durante el asalto, el hombre se comportaba de manera muy cortés y hasta le pagó a la azafata 2 botellas de vino que pidió durante el vuelo.

Luego Cooper exigió despegar el avión y saltó en un paracaídas en algún lugar sobre los bosques del estado de Washington. Hasta ahora no se sabe quién fue el secuestrador no identificado del avión y qué le pasó después.

  • ¿Para qué el criminal necesitó 2 paracaídas?

2. ¿Cómo ganar más?

Eres un profesional de tu oficio y dos empresas, a la vez, te ofrecieron una vacante de ensueño. En ambas compañías el salario inicial es de 180 mil dólares al año, pero en la primera, en caso de una colaboración exitosa, te prometen un aumento de 20 mil dólares anuales. La segunda empresa te promete agregar 5 mil dólares cada seis meses a tu sueldo de medio año.

  • ¿Cuál de las dos compañías elegirías? Intenta no pensar demasiado en tu respuesta.

3. El pastelero que domina las matemáticas

 Esta historia ocurrió hace mucho tiempo, cuando no había ni computadoras, ni teléfonos móviles. Un pastelero quiso preparar un pastel festivo para el cumpleaños de su hija. El señor sabía que la masa tenía que pasar en el horno 15 minutos en punto.

Pero, desafortunadamente, el reloj viejo del hombre se descompuso, y no tenía tiempo para buscar uno nuevo. Su hija iba a regresar de la escuela en media hora, y él quería recibirla con el pastel en las manos, decorado con velas. Solo contaba con dos relojes de arena, uno de los cuales era de 7 minutos y el otro, de 11.

  • Pero el hombre logró preparar el pastel más delicioso para su hija antes de que llegara. ¿Cómo lo hizo?

4. Un ladrón fracasado

Y aquí hay un acertijo de una persona que no tuvo tanto ingenio y decidió asaltar un banco. En la entrada había un guardia, por lo que el ladrón se escondió al lado. Un empleado del lugar se le acercó al custodio, le preguntó algo y él contestó seriamente: “Diez”. El trabajador dijo claramente “Once” y el guardia lo dejó pasar. Al siguiente empleado, el hombre le susurró “Once” y aquel le contestó con toda la confianza “Doce”.

“Qué estúpidos, ¡es tan fácil!”, pensó el asaltante y se dirigió directamente al guardia. Aquel lo midió con una mirada de pies a cabeza y pronunció: “Doce”. El ladrón fracasado contestó con emoción: “Trece” y fue arrestado de inmediato.

  • ¿Por qué su respuesta fue incorrecta y qué es lo que tenía que contestar?

5. La Bella y la Bestia

Un aristócrata en bancarrota tenía 2 hijas, Elsa y Gerda. La primera era increíblemente bella, y la segunda tenía una mente asombrosa. El gobernante del reino vecino estaba enamorado de la primer muchacha y la invitó a cenar. Pero ella vino con su hermana, cuya astucia ya era legendaria.

El hombre era viejo y feo, y se daba cuenta que no tenía muchas probabilidades de conquistar el corazón de Elsa, pero también sabía que a la segunda hermana, Gerda, le gustaban los acertijos, así que decidió arriesgarse y pensó en una jugada astuta. Dijo que para la cena le amarraría en la cabeza a cada mujer una cinta de color, la misma podía ser dorada o amarilla. Las hermanas podían obtener lazos del mismo tono o diferentes.

No podían enviar ninguna señal, dar pistas o incluso guiñar en la mesa. Tampoco había espejos en toda la sala. Después del postre, el gobernante esperaba de cada hermana solo una palabra: el color de su cinta. Si ambas adivinaban, él les daría tanto oro y joyas como pudieran llevarse. Si solo una de ellas adivinaba el too, le regalaría un collar de perlas. Pero si ambas se equivocaban, Elsa tendría que convertirse en su esposa.

Gerda habló con su hermana en secreto y ambas decidieron aceptar las reglas de este juego tan extraño. Y sí, después de la cena, Elsa no tuvo que casarse con el anciano.

  • ¿Qué fue lo que invento la astuta Gerda?

Veamos cuántos acertijos has logrado resolver. Las respuestas correctas te esperan debajo de la flecha.

Respuestas

1. De acuerdo con las leyes de los EE.UU, el terrorismo es castigado con pena de muerte. Por lo tanto, el hombre sospechaba que le podrían proporcionar un paracaídas roto. Pero, al exigir 2, puso a las autoridades a pensar que iba a saltar con un rehén. Por eso, su plan tuvo éxito. Las autoridades no se atrevieron a arriesgar las vidas de los pasajeros y le proporcionaron al criminal dos paracaídas funcionales.

2. Aunque que la primera empresa parece darte más ventajas, te convendría aceptar el trabajo en la segunda. Calculemos el sueldo en 3 años en ambas opciones:

  • Primera empresa:

1er año: tu ingreso es de 180 mil dólares.

2ndo año: 200 mil dólares.

3er año: 220 mil dólares.

En 3 años, tu sueldo sería de 600 mil dólares.

  • Segunda empresa:

1er medioaño: 90 mil dólares.

2ndo medioaño: 95 mil dólares.

3er medioaño (2ndo año): 100 mil dólares.

4rto medioaño: 105 mil dólares.

5nto medioaño (3er año): 110 mil dólares.

6to medioaño: 115 mil dólares.

En 3 años, en la segunda empresa tu sueldo sería de 615 mil dólares.

3. El pastelero debía voltear los dos relojes de arena a la vez. Cuando en la parte superior del reloj de 7 minutos se acabó la arena, el hombre metió el pastel al horno. En el segundo todavía faltaban 4 minutos. Al acabarse la arena, el pastelero volteó el reloj más grande una vez más y esperó otros 11 minutos, consiguiendo de este modo los 15 deseados.

4. En las palabaras “diez”, “once”, “doce” hay cuatro letras; la palabra “trece” tiene 5. La respuesta correcta al guardia sería cualquier número con 4 letras.

5. Gerda se daba cuenta de que solo en caso de una gran suerte era posible adivinar el color de ambas cintas, lo cual contemplaba un gran riesgo. Pero sí era posible adivinar al menos el tono de una de ellas y obtener el collar prometido. Las hermanas acordaron que una, por ejemplo, Elsa, mirando durante la cena a su hermana, creería que la cinta en su cabeza es del mismo color. Mientras que la segunda, Gerda, al contrario, creería que su lazo era diferente.

De esta manera, si ambas tenían las cintas del mismo color, una de las hermanas seguramente diría su tono correctamente. Imaginemos que Elsa tiene el lazo rojo en su cabeza, mientras que a Gerda le tocó el dorado. Entonces la primera, creyendo que tiene la misma que su hermana, diría “Dorada”, y Gerda, creyendo que las cintas son diferentes, también diría “Dorada”. ¡Y así adivinarían una!

Usando este método, era casi imposible adivinar el tono de ambas cintas. Pero al menos, Elsa no tendría que casarse con el anciano astuto.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: