7 FRASES QUE AYUDARÁN EN UN MOMENTO DIFÍCIL, SINO QUE SOLO EMPEORARÁN LA SITUACIÓN

DISPARATES.- Cuando alguien abre sus emociones ante nosotros, a menudo no sabemos cómo reaccionar. Como resultado, la persona que vino en busca de apoyo se queda sin nada. Y esto no quiere decir que hayas ignorado intencionalmente a tu prójimo, pero ¿cómo puedes evitar que él lo sienta de esta manera?

Domingo 7 descubrió qué palabras ayudarán a que tu compañero supere sus dificultades, y a ti no te hagan quedar como un robot indiferente y desalmado.

“¡No te preocupes!”

Si alguien se preocupa, entonces tiene una razón para esto, y no dejará de preocuparse solo porque tu lo dices. Necesita tu apoyo, la oportunidad de hablar. Entonces “¡No te preocupes!” suena como “No me importas”.

“Todo estará bien”

Quizás. ¿Pero cuándo y cómo? Si todo a su alrededor se cae a pedazos, las historias sobre el pensamiento positivo le parecerán una burla. Una persona tiene un problema, no sabe cómo resolverlo. Los psicólogos están seguros de que una declaración sin fundamentos no es la mejor manera de ayudar.

“¡Aguanta!”

Peor que esto solo puede ser “ten paciencia”. En respuesta a su desahogo, la persona triste, en vez de una luz de esperanza, recibe el llamado a estar fuerte porque llegarán mayores problemas. ¿A quién le gustaría esto?

“El otro lo pasa peor…”

Estás tratando de devaluar la situación difícil que tiene una persona. Solo que es poco probable que cause las mismas emociones a ella. Los que tienen dificultades aquí y ahora, no se preocupan por el hambre en otro continente. Deja este tema hasta mejores épocas.

“Solo necesitas…”

Descansar, dormir, escuchar música, salir a un café, etc… Una lista de consejos comunes. Si realizas manipulaciones simples, todo se resolverá por si solo. Lamentablemente, esto no sucede.

“¡Deja de llorar!”

Ningún orden detendrá la reacción natural del cuerpo al estrés. Se ha demostrado durante mucho tiempo: las lágrimas son una forma de deshacernos de las emociones negativas acumuladas. ¿Por qué privar a la persona de esta oportunidad? En tales momentos sería mejor no decir nada.

“Caramba… Parecía que te estaba yendo muy bien”

Tales frases solo pueden causar enojo. De esta manera, demuestras que el que compartió contigo su debilidad no ha estado a la altura de tus expectativas. Tampoco sirve la generalización innecesaria: hablar de fracasos o éxitos. La vida es cambiante, hay de todo.

¿Cómo deberías apoyar?

La reacción correcta y las palabras apropiadas son capaces de hacer milagros. Una persona que tiene dificultades sentirá tu apoyo y participación si tú puedes:

  • demostrar que lo comprendes y que lo escuchaste (“Te entiendo”);
  • contar sobre una situación similar que te haya pasado y cómo la resolviste (abstente de glorificarte, sé delicado);
  • dejar en claro que no está solo y que estás listo para compartir su problema (“Lo resolveremos juntos”);
  • decir que debe pasar el tiempo para que sea más fácil y que todos los problemas de alguna manera se quedan en el pasado;
  • ofrecer tu ayuda, preguntar qué puedes hacer en esta situación;
  • animarlo y recordarle que ya ha superado varios problemas (“Tuviste tiempos peores, recuerdas cuando tú…”);
  • hacer un cumplido y enfocarte en las fortalezas del interlocutor;
  • neutralizar su sentimiento de culpa, de lo contrario no verá bien la situación (“No eres culpable por lo que pasó. Mejor pensemos en cómo solucionarlo”);
  • ¡llegar a cualquier hora del día o de la noche a cualquier parte del mundo!

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: