AMAITLÁN LA CIUDAD TURÍSTICA SUSTENTABLE DEL MUNDO, EN MAZATLÁN.

Cuando se habla de ciudades sostenibles es común pensar en metrópolis internacionales que parecen estar muy lejos de nuestra realidad; sin embargo, México podría empezar a posicionarse en este rubro gracias a proyectos como Amaitlán Garden City.

Este complejo turístico se encuentra al sur de Mazatlán, Sinaloa, una ubicación ideal por sus condiciones climáticas, facilidad de transporte y conexión con aeropuertos, carreteras y puertos; pero estas características son tal vez las menos sorprendentes, ya que el proyecto brindará la oportunidad de adoptar un estilo de vida distinto con una equilibrada combinación entre el lujo y la sustentabilidad.

Su creador, el reconocido arquitecto y urbanista brasileño, Jaime Lerner, fue alcalde de Curitiba, Brasil, una de las ciudades más sostenibles del mundo, lo que ofrece una idea sobre la ambiciosa visión del proyecto de construir un mejor futuro generando el menor impacto ambiental posible.
Según su plan maestro, Amaitlán será la ciudad con menor impacto en el suelo y recursos naturales en el mundo. Además protegerá los árboles mangle, nativos de la zona, así como su laguna interior. En total, el 70% de Amaitlán corresponderá a áreas verdes.

Otra de sus principales características, es que se reciclará el 100% de la basura y se reutilizará el 100% del agua. En cuanto a la calidad del aire, se diseñó un área de transición en la que residentes y huéspedes deberán dejar su automóvil para trasladarse en un coche eléctrico, e incluso optar por opciones más ecológicas como un caballo o una bicicleta, ya que estos son los únicos medios de transporte permitidos dentro del área.

Actualmente el proyecto se encuentra en la primera etapa que comprende 127 hectáreas; 108 hectáreas de superficie con plantíos de palmas cocoteras y 19 más de reserva en la corona del cerro que se ubica en el centro del pueblo. Se pretende finalizar el desarrollo en 25 años.

Si acaso pensabas que este era sólo un complejo residencial, te sorprenderás al saber que el proyecto contempla toda una economía local compuesta por un hotel, clubs de playa, hospital, área universitaria y comercios. Se calcula que una vez construida la expansión residencial, habrá 120,000 personas habitando y trabajando en los diferentes establecimientos de Amaitlán.
Como puedes ver, el proyecto no solo es un avance en temas ambientales, ya que también beneficia e impacta al desarrollo económico y social de la región y del país.

Sin duda todas las características físicas de este proyecto apuntan a la sostenibilidad, pero existe una que lo hace único; y es que las escuelas de la ciudad promoverán la capacitación de estudiantes en temas de energías renovables, ciudades sostenibles, compostaje, entre otros con el objetivo de que sean implementados en la misma ciudad. Después de todo ¿Cómo se pueden crear comunidades sostenibles si no se prepara a los líderes del mañana?

screen-shot-2016-04-05-at-11-30-10-am

A %d blogueros les gusta esto: