AMLO apoya a EPN, ante las ofensas de Trump a los mexicanos.

Andrés Manuel López Obrador aseguró que ante las ofensas que Donald Trump ha lanzado en contra de los migrantes mexicanos, se pondrá al lado del presidente Enrique Peña Nieto.

El líder de Morena aseguró que para defender a los mexicanos hará a un lado sus diferencias políticas y cerrará filas con el gobierno de México.

“Si hubiese una amenaza a los intereses de los mexicanos, a los derechos de migrantes, sí me pondría del lado de Peña Nieto, y de quien fuese, para defender al pueblo, a los migrantes y los derechos de los mexicanos”.

“Creo que debe de haber una relación respetuosa con Estados Unidos, mediante TLC y acuerdos bilaterales, vamos a convencer al gobierno estadunidense de que lo mejor para la relación entre los dos países es la cooperación para el desarrollo, debe de haber una política bilateral para el desarrollo”, dijo.

AMLO aseguró que no le pediría a Estados Unidos que le envíen a México armas, sino cooperación para que haya un desarrollo económico.

“Que no haya cooperación militar, no nos importa el Plan Mérida, no queremos que nos manden helicópteros o armas, nos importa que haya crecimiento económico en el país, si no hay eso no hay empleos, no hay bienestar”, dijo.

Reconoció que el presidente Enrique Peña Nieto vive un momento complicado, pues su popularidad ha descendido a bajos niveles y la sociedad lo culpa de todos los males.

“Ya se volvió deporte nacional cuestionar a Peña Nieto, lo traen como el payaso de las cachetadas, de todo le echan la culpa, pero se olvidan que lo impulsaron, lo inflaron”.

López Obrador acudió a una entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola y lo trataron como a un personaje distinguido.

En su diagnóstico del momento político que viven México y Estados Unidos, López Obrador consideró que la mafia del poder y las cúpulas se equivocaron cuando lo compararon con el presidente electo Donald Trump, pues son diametralmente distintos.

Aseguró que si gana la presidencia en 2018 buscará canales de comunicación con la administración de Donald Trump para convencerlo que la base del desarrollo de ambos países debe ser la cooperación.

El tabasqueño adelantó que si llega a ser presidente de la república no iniciará una cacería de brujas y no perseguirá a Felipe Calderón ni a Enrique Peña Nieto.

 

LINK INFO

A %d blogueros les gusta esto: