ANIQUILAN  A FAUNA MARINA Y MARES  TONELADAS DE REDES DE PESCA ABANDONADAS

ANIQUILAN  A FAUNA MARINA Y MARES  TONELADAS DE REDES DE PESCA ABANDONADAS

Incluso años después de su vida útil, las redes utilizadas en la pesca industrial, continúan aniquilando y contaminando nuestros mares.

Disparates.-De acuerdo con un nuevo informe revelado por Greenpeace, ‘Redes fantasmas: el abandono de redes de pesca amenaza nuestros océanos’, alrededor de 640 mil toneladas de redes de pesca, lo equivalente en peso a más de 50 mil autobuses de dos pisos, amenazan y aniquilan a la fauna marina día con día.

Las redes representan un 10% de las millones de toneladas de plástico que terminan en el mar anualmente, y no sólo contaminan los océanos, si no que ponen en peligro la supervivencia de cientas de especies marinas que se enganchan y quedan atrapadas con facilidad.

“Mucho tiempo después de su vida útil, las redes de pesca siguen matando y mutilando la vida marina y contaminando incluso ecosistemas remotos”.

Toneladas de redes de pesca abandonadas aniquilan la fauna marina y los mares
Toneladas de redes de pesca abandonadas aniquilan la fauna marina y los mares

“Es bastante macabro ver el legado de la pesca destructiva en un lugar tan remoto como este”, señaló desde el Monte Vema Thilo Maack, portavoz de la campaña Protege los Océanos de Greenpeace.

El informe coincide con la expedición ‘De Polo a Polo’, en la que se enfatiza el daño que provocan incluso los restos de la industria pesquera en el Monte Vema, una montaña submarina en el Atlántico, a mil kilómetros de la costa de Sudáfrica.

Asimismo, advierten que 6% de todas las redes empleadas, 9% de las trampas de pesca pasiva (nasas) y 29% de los palangres (líneas de pesca de varios kilómetros de largo) permanecen en el mar, matando la vida marina y dañando gravemente los hábitats submarinos.

Toneladas de redes de pesca abandonadas aniquilan la fauna marina y los mares
Toneladas de redes de pesca abandonadas aniquilan la fauna marina y los mares

De acuerdo con Pilar Marcos, responsable de la campaña de Océanos en Greenpeace España, los océanos tienen una “sorprendente capacidad de regeneración”, usando como ejemplo a la langosta de Tristán (especie importante del Monte Vema), la cual ha estado al borde de la extinción en dos ocasiones y ha logrado recuperarse gracias a la prohibición de pesca de fondo.

«Pero para recuperarse y prosperar adecuadamente en el futuro, el Monte Vema y su ecosistema único deben estar completamente fuera del alcance de las actividades humanas dañinas. Las protecciones actuales para los ecosistemas en aguas internacionales claramente no son suficientes”, sentenció.

Por último, Greenpeace reclamó que se implementaran medidas de gestión más estrictas contra las “redes fantasmas” y demás actividades humanas peligrosas, como la pesca industrial, así como pactar el Tratado Global de los Océanos, para lograr proteger al menos un 30% de los océanos para 2030.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: