AUTORIDADES DESALOJAN 6 VIVIENDAS; OTRAS 25 ESTÁN EN RIESGO EN CHAUTLA

AUTORIDADES DESALOJAN 6 VIVIENDAS; OTRAS 25 ESTÁN EN RIESGO EN CHAUTLA

Puebla.-Al menos 25 viviendas asentadas en el perímetro donde ocurrió el desgajamiento de un cerro de la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla se consideran de alto riesgo.

Sin embargo, sólo seis de ellas fueron evacuadas por las autoridades, debido a que se ubican en el centro del área del deslave que cobró la vida de seis personas.

De acuerdo con el director de Protección Civil municipal, Gustavo Ariza Salvatori, tras la valoración de la zona, en una de las casas una familia se resiste a salir.

El funcionario informó que son sitios considerados como peligrosos porque los terrenos están saturados de agua, lo que está generando que poco a poco se reblandezca la tierra.

Destacó que el principal riesgo es que se pueden presentar más desprendimientos del cerro, sobre todo por las lluvias constantes  en  la zona.

“Puede haber desprendimiento y puede volverse a caer alguna de éstas; puede haber derrumbes. Ya hemos notificado seis casos, ya están enterados.”

Ariza Salvatori manifestó que personal de Desarrollo Social se encuentra tratando de convencer a las demás familias, las cuales se han negado a salir de las viviendas para ser reubicadas en un sitio que sea seguro.

El funcionario garantizó que las pertenencias serán protegidas por personal de Seguridad Pública y de la Guardia Nacional para evitar actos de rapiña.

“La mayoría tienen familia y aun así les hemos propuesto el dormitorio municipal. Además está la policía del estado, la Guardia Nacional y la Policía Municipal.”

Por lo pronto se ha comenzado con la limpieza de terrenos, dragados, retiro de materiales y se analiza la posibilidad de construir un muro de gavión en la ladera del cerro para proteger las viviendas que todavía se encuentran en zona de riesgo.

El director de Protección Civil Municipal aseveró que conforme pasen los días y se haga el barrido total de la zona, se determinarán acciones adicionales en el lugar.

“Solamente Dios sabe por qué nos pasó esto a nosotros”

“Solamente Dios sabe; él sabe por qué hace las cosas. Todos los días nos cuenta, sabe  cuántos somos; le toca a uno en el camino, qué quiere que haga.” Con estas palabras el abuelito de Gaspar, niño de 6 años que falleció tras el deslave en la junta auxiliar de Santo Tomás Chautla, acepta el dolor de haber perdido a varios integrantes de su familia.

Hombre de campo, fuerte, con manos correosas que todos los días cultivan el campo, don Víctor Gutiérrez Flores acepta lo sucedido.

Con rostro de tristeza y ojos llenos de lágrimas, se resigna a la situación.

“Ya qué, está en manos de Dios”, asienta mientras baja el rostro ante la desgracia que trajo consigo el fuerte torrencial registrado en su comunidad.

En un recorrido por la zona, El Popular, diario imparcial de Puebla recopiló este testimonio de la tragedia.

Para llegar al lugar se tiene que atravesar un camino angosto y a sólo unos centímetros hay un riachuelo, que por la noche se convirtió en una fuerte corriente de agua.

En el camino se aprecian todavía algunas de las pertenencias que estaban en el interior de la vivienda que se derrumbó.

Una estufa, una televisión, ropa, la puerta que alguna vez sirvió de entrada al hogar de la familia y la cazuela que hace recordar a los deudos cómo se pasó de una fiesta de graduación a una desgracia.

En esta comunidad, que se caracteriza por la producción de lajas, los deudos no dan crédito a lo ocurrido.

Con la voz entrecortada, don Víctor relató que su familia se encontraba en el festejo de la graduación de su nieto, cuando a las 8 de la noche se precipitó una parte del cerro, dejando a su familia bajo toneladas de lodo y piedras.

“Por fortuna no estaba en la fiesta en el momento del deslave; me encontraba en la iglesia en una misa por las próximas festividades de la Virgen de El Carmen, lo que me salvó la vida.”

El señor Gutiérrez es dueño del terreno, pues se lo heredó su papá, quien ya falleció. Vive en la parte de arriba, pero donde se registró el deslave vivía uno de sus dos hijos.

Recuerda que el miércoles por la tarde estaba en el campo trabajando sus tierras, cuando empezó a llover por al menos 5 horas.

“Recuerdo que donde me encontraba trabajando, en el campo, la tierra ya estaba reblandecida; era un lodazal, por lo que terminé mis labores en el campo.”

Cuando se dirigía hacia la iglesia, notó que el caudal del río incrementó a un gran tamaño, hasta llegar al nivel de la cisterna que se encontraba en una parte del patio de la casa de su hijo. “Rezumbaba re feo”, narró el abuelito.

Pese a ello, se dirigió a la capilla de la comunidad sin pensar en la desgraciaque iba a ocurrirle a su familia.

Tras esta lamentable desgracia ha decidido que ya no vivirá en este lugar; venderá el terreno, pues cuenta con otros predios más donde pretende ir a vivir, pues “allá es planito” y no hay tanto riesgo; además de que ya cuenta con luz y agua.

Dijo que actualmente son varias las dependencias que se han comprometido a realizar algunas obras, como la construcción de una barda con la finalidad de evitar un nuevo desgajamiento. Sin embargo, el temor de que vuelva a ocurrir otra desgracia sigue presente.

info/elpopular

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: