CARRETERA DE LA SIERRA NORTE DE PUEBLA SE HUNDE, YA HABÍA SIDO REHABILITADA

Huauchinango, Pue.- La empresa FATPAD Proyectos –la misma que construyó la ciclovía en el bulevar Hermanos Serdán de la ciudad de Puebla- fue la encargada de rehabilitar en marzo pasado el tramo carretero Migchuca-Naupan que registra graves hundimientos en la zona aledaña a la comunidad de Huilacapixtla.

Así lo dieron a conocer pobladores de esta junta auxiliar y la de Cuaxicala quienes aseguraron que, desde diciembre pasado, advirtieron al residente de la obra que ejecutó el gobierno del estado, Juan Carlos Vázquez, que los trabajos realizados en la carretera tras el paso de la tormenta tropical Earl no eran los adecuados y que corrían el riesgo de colapsar.

Sin embargo, indicaron, el responsable de la rehabilitación carretera contestó: “sólo puedo hacer el trabajo que me pagan. No voy a resolver problemas que no están en mis manos”.

Los pobladores indicaron que para reparar los daños causados al camino por el fenómeno tropical que azotó a la Sierra Norte poblana en agosto pasado, se hicieron ocho muros de contención, uno de ellos es el que se hundió y está en el tramo de Cuauxinca a Huilacapixtla cerca de la telesecundaria.

Los trabajos fueron iniciados por FATPAD -con supuesto domicilio en Amozoc-, empresa contratada por el gobierno del estado en noviembre de 2016, y fueron concluidos en marzo pasado, y se supone que tuvieron el objetivo de prevenir deslaves, pero durante la primera lluvia fuerte, registrada en junio, el muro se venció y se hundió con todo y asfalto más de un metro de profundidad a lo largo de 50 metros.

A la fecha sólo queda poco más de un metro de ancho de asfalto, incluyendo la cuneta, para transitar por ahí. En ese espacio pasan lo mismo vehículos particulares que grandes, anchos y viejos autobuses que dan servicio colectivo a esta región.

Según refieren los inconformes por la situación de su principal vía de comunicación, ya que entronca con la carretera México-Tuxpan, las obras de rehabilitación de este tramo de unos 50 metros de longitud, se hicieron sin tener un estudio de mecánica de suelos y “sin buscar la raíz del problema. Ahí abajo hay un venero de agua que provoca los deslaves y hundimientos por el exceso de peso del muro que hicieron de unas 2.400 toneladas por metro cúbico”. 

Además se preguntaron “cómo es posible que el gobierno estatal invierta tanto dinero en un trabajo que no solucione el problema a largo plazo, pues calculamos que este tramito debió costar unos 700 mil pesos y eso sin que haya un sobrecálculo como hacen las constructoras”.

Indicaron que en las obras se usó una vibrocompactadora que comprimió el suelo y el mismo se ha ido bajando por el peso que tiene el muro y la salida del agua que busca su cauce, además de la circulación y vibración de los vehículos, y por eso sólo duró tres meses el trabajo.

Indicaron que han buscado asesoría y saben que con la construcción de un puente vado sobrepuesto en el que se reparta la carga o con la colocación de un dren ciego se podría quitar carga hídrica a la ladera y asegurar que los trabajos duren más.

“El gobierno estatal lo tiene todo para hacer algo bien hecho en beneficio de la ciudadanía”, concluyeron. 

Info.Municipios

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: