Casos de VIH repuntan entre jóvenes de Puebla.

El uso de drogas, alcohol, encuentros sexuales de forma casual y hasta pérdida de miedo a infecciones son factores que han influido en el repunte de casos del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) entre jóvenes de 25 y 34 años de edad, alertó José Antonio Mata Marín, médico adscrito al Servicio de Infectología de la Secretaría de Salud Federal.

De acuerdo con el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida), con corte a la primera quincena de noviembre, en Puebla hubo 8 mil 274 casos de personas con el Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) y 2 mil 849 con el VIH.

Este de 1 de diciembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016 tiene el lema “Levantemos las manos por la #PrevenciónVIH”, que busca explorar diferentes aspectos para evitar la infección y analizar cómo afecta a determinados grupos, como las adolescentes y mujeres jóvenes.

 El especialista explicó a El Sol de Puebla que un fenómeno que se aprecia entre los jóvenes es que ya no se preocupan por esta infección toda vez que saben que ya existe el tratamiento que les permite tener una calidad de vida sin complicaciones aun cuando sean portadores del VIH.

Los grupos de edad con mayor incidencia por Sida, de acuerdo con el promedio nacional, corresponden a los de entre 30 y 34 años seguido por el del 25 a 29 años, los cuales acumulan el 37.3 por ciento del total de notificaciones.

Comentó que la exposición de los jóvenes al uso de drogas y bebidas embriagantes provoca la desinhibición y que se olviden del uso de los métodos preventivos o bien que en los centros de diversión nocturnos tengan encuentros sexuales casuales y no utilicen preservativos.

“Lo que sucede es que también se ha perdido un poco el miedo al VIH, ¿por qué? Porque saben que hay tratamiento, que el VIH se controla como una enfermedad crónica, lo asocian por ejemplo a tener diabetes, hipertensión, que si se toman sus medicamentos van a estar bien; entonces, gran parte de la población le ha perdido el miedo a esto y empiezan a tener relaciones sexuales sin protección”, resaltó.

Por lo anterior, el también vocero de la campaña nacional “Yo soy Abigail” dirigido a mujeres para prevenir el VIH, resaltó que desde hace cinco años, aproximadamente, las instituciones de salud notaron un incremento de las detecciones, lo cual resulta preocupante, por lo que urgió la necesidad de ampliar y reforzar las actividades de concientización.

De acuerdo a los datos del Censida, el estado de Puebla ocupó el séptimo lugar a nivel nacional con más casos de SIDA con corte a la primera quincena del noviembre del 2016, tan solo detrás de la Ciudad de México con 27 mil 69, el estado de México con 19 mil 563, Veracruz con 15 mil 921, Jalisco con 12 mil 992, Chiapas con 9 mil 641 y Guerrero con 9 mil 473.

Entre 2012 y 2016 el estado de Puebla acumuló 970 casos de Sida y fue en 2015 cuando se contabilizó un repunte en el número de detecciones que correspondió a 227 notificaciones hasta el cierre de ese mismo año.

Entonces, Puebla acumula el 4.4 por ciento del total de casos a nivel nacional y por género son los hombres quienes sobresalen en la cantidad de diagnósticos de Sida, todas vez que en este mismo periodo suman 6 mil 476 personas del género masculino (78.2 por ciento) y mil 798 del femenino (21.7 por ciento).

DIFERENCIA ENTRE VIH Y SIDA

Leopoldo Flores, infectólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla explicó que el Virus de la Inmunodeficiencia Humana se trata de la primera fase de la enfermedad con síntomas característicos como pérdida de peso, cuadros gripales durante varios días, disminución de defensas y el desarrollo de enfermedades como tuberculosis con mayor facilidad.

Mientras que el Sida consiste en la etapa avanzada del padecimiento que se puede considerar como la fase terminal. Y añadió que tan solo en el IMSS se presta atención a entre dos y seis personas nuevas con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana cada mes y en este mismo periodo pueden perder la vida hasta dos personas por Sida.

En entrevista por separado, Claudia Rivera Luna, responsable Estatal del Programa de VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual de la Secretaría de Salud del estado de Puebla, resaltó que se tiene identificado que por cada tres hombres con VIH existe una mujer con la misma infección; sin embargo, subrayó que en México se considera que de cada 10 personas con VIH identificadas con por los servicios de salud puede haber cuatro más con el mismo padecimiento sin saberlo.

“Existe un número importante de personas que pueden tener VIH y no lo saben, por eso el centro de las acciones está enfocado a promover la detección, solicita una prueba de VIH en tu centro de salud, acércate a los módulos. A pesar de que la epidemia se encuentra estable, se estima que en todo el mundo existen muchas personas con VIH y no lo saben”, resaltó.

MITOS

Contrario a lo que se cree en la sociedad, explicó Rivera Luna, la infección solo se puede adquirir mediante tres vías que es a través de las relaciones sexuales sin el uso del condón, la utilización de objetos punzocortantes contaminadas o de la madre al hijo a través del parto cuando ésta no sabe que tiene VIH.

Por lo anterior rechazó que compartir el espacio con una persona con VIH ponga en riesgo a otra persona, por lo que es posible ir a trabajar o a la escuela y convivir con ella, pero tampoco representa un método de infección compartir ropa o utensilios de cocina, por ejemplo.

“La única manera de poder disminuir esta epidemia es que todas las personas que crean que tienen VIH se hagan una prueba y no tengan miedo de decir que tienen miedo de decirlo y por otro lado que podamos reforzar todas las medidas de prevención”, finalizó.

LINK INFO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: