COLUMNA EN LA OPINIÓN DE…

Con un nudo en la garganta, sentimientos encontrados, desconcierto, asombro, pero sobre todo un mal sabor de boca nos fuimos a dormir todos los poblanos. Lo que veíamos lejano, se hizo realidad. Un intento de linchamiento en Tehuacán, otro en Altepexi, de nuevo en Tehuacán, todo en menos de 2 semanas, eran una muestra de lo que se avecinaba UN LINCHAMIENTO

Los ajalpenses, decidieron entrarle al quite, a la “justicia” y como sucede en estos casos. No escucharon, ni vieron, solo ejecutaron. . y lo impensable ocurrió. La justicia tomada por su propia mano, a través de palos, piedras, golpes, patadas para culminar con uno de los más temibles elementos: EL FUEGO.

Casi matar a golpes a dos personas que ni siquiera pudieron hablar, les negaron un juicio y así nomás los quemaron vivos. DE JUSTICIEROS PASARON A ASESINOS LOS AJALPENSES.

Ajalpenses que tomaron como pretexto a supuestos secuestradores para convertirse ellos en vándalos, saquear un Ayuntamiento, llevarse computadoras, armas y quemar todo lo que representaba una “autoridad”

HARTOS de un sistema de justicia que a todas luces ni funciona, en el que se ven dese delincuentes de cuello blanco, hasta delincuentes caminando como si nada, reincidiendo una y otra vez sin que reciban el castigo que les corresponde, mientras gente inocente paga crímenes que no cometió. Ajalpenses que son el reflejo de los mexicanos hartos de un sistema que les queda a deber eso JUSTICIA.

Ajalpenses hartos y cansados de ese sistema llevaron a cabo la presentación de supuestos delincuentes, negándoles abogado, sentenciando y ejecutando la peor sentencia LA PENA DE MUERTE que ni siquiera está aprobada en nuestro México.

Hoy, no solo se refleja la muerte de la confianza en una autoridad, también muere la confianza de visitar ciudades lejanas, pueblos en los que si te ven “raro” puedes llegar a perder la vida. Hoy muere el turismo. La afectación es grande.

Hoy todos los poblanos debemos exigir justicia, pero sobre todo una policía en la que podamos confiar. Hoy es la muestra que el gobernador, los presidentes, los llamados “políticos”, la policía municipal, estatal o federal han sido rebasados y no brindan confianza.

Hoy los poblanos debemos estar de luto, porque no solo murió gente que no la debía, pero si la pagó. Hoy pasaron a otro nivel los “justicieros” ahora son ASESINOS.

CULPABLES O INOCENTES NADA, NADA justifica el asesinato de una persona. Los responsables son varios, desde aquellos funcionarios que han quebrantado la confianza de los ciudadanos, que han sido timoratos, o cómplices de la delincuencia en vez de cuidar y proteger a quienes se deben. Hasta los ciudadanos inconscientes que retrocedieron evolutivamente para llegar a la BARBARIE y actuar peor que salvajes, mostrando la descomposición social generalizada, “hasta donde hemos llegado, que risas se escuchaban de los espectadores mientras los quemaban vivos”. “Tanto peca el que mata

la vaca como el que le agarra la pata”. Olvidaron los principios que nuestros padres nos han inculcado de amor y respeto Y terminaron haciendo todo lo que criticaban. “Quien esté libre de pecado que arroje la primera piedra se les olvidó”

Hoy Puebla debe estar de luto porque fue enterrada una confianza muerta por la que los ciudadanos se convirtieron de justicieros a ASESINOS.

 

CANAL DOMINGO 7TH YOU TUBE

A %d blogueros les gusta esto: