¿Cómo surgieron las placas para los autos?

ESTADOS UNIDOS.- Nueva York fue la primera ciudad del mundo en pedir a los conductores registrar sus autos y colocarles placas para identificarlos. Pero contrario a la actualidad, las letras y números no se relacionaban con el registro.

De acuerdo con la revista Time, el 25 de abril de 1901 el gobernador de Nueva York, Benjamin Odell Jr., promulgó una ley con la obligación de registro.

Y agregó que los vehículos a motor debían llevar “las iniciales del nombre del propietario de manera sobresaliente en la parte trasera, con las letras formando dichas iniciales al menos de tres pulgadas de altura”.

La legislación no especificaba un material o diseño en especial, por lo que los conductores usaron metal, madera o incluso pintura para poner sus iniciales directamente en la carrocería.

Ante el rápido crecimiento del parque vehicular, el 15 de mayo de 1903 se promulgó una nueva ley. Ésta requería a la Secretaría de Estado de Nueva York asignar las letras y números de las placas, ante la duplicación por la existencia de varias personas con las mismas iniciales.

Hasta 1910 los conductores fueron los encargados de hacer sus placas, cuando el estado empezó a emitir las propias.

Otros cambios

Pero la ley de 1901 no sólo sirvió para el registro y creación de las placas, sino también para homologar la legislación. Hasta ese momento los vehículos motorizados eran visto como algo antinatural y eran discriminados por las leyes locales; en algunas localidades incluso se les prohibía circular por las calles.

Esto terminó con la ley de movilidad que, además, impuso una velocidad mínima para circular de 13 kilómetros por hora en las ciudades y 24 kilómetros por hora en zonas rurales.

Accidentes de coches antiguos 2

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: