Confundimos a la familia con escoltas”, narra detenido por ataque en la México-Puebla

La familia atacada el pasado 2 de mayo en el kilómetro 93 de la autopista México-Puebla, a la altura de Santa María Moyotzingo, junta auxiliar de San Martín Texmelucan, habría sido confundida en primera instancia con “unos escoltas de un camión de transporte que circulaba en la zona”, aunque después “todo se les salió de control”, según las primeras declaraciones de Orlando X.S., alias “El Chivo”, uno de los presuntos implicados en el caso pero que además junto con dos de sus hermanos, lidera la banda conocida como “Los Moyos” o “Los Negros”, dedicados al robo o asalto a transportistas en la región.

De acuerdo con revelaciones que funcionarios federales hicieron a un medio de comunicación nacional, el ahora imputado declaró que el día de los hechos, él, sus hermanos Fernando y Mauricio, junto con tres cómplices, viajaban en dos camionetas una Nissan y una Pick Up, sobre la citada autopista.

En ese instante se percataron cuando la familia se detuvo para que uno de ellos, el padre de familia, hiciera sus necesidades fisiológicas.

“Observamos una camioneta Ford Ranger en la que viajaba la familia, vimos cuando se detuvieron para ir al baño, en ese momento los interceptamos, los agredimos porque confundimos la camioneta con la de unos escoltas de un camión que circulaba en la zona. Todo se les salió de control”, habría dicho ante el Ministerio Público, el asegurado.

“El Chivo”, también relató ante las autoridades, según el medio de carácter nacional, que él amagó con su pistola al conductor de la Ford Ranger e intentó abrir la puerta del vehículo pero el padre de familia lo impidió por lo que forcejeó.

Agregó que de lado del copiloto, Fernando luchó con la madre de familia quien en ese instante tenía en los brazos al pequeño de dos años de edad; la mujer se negó a abrir y en ese momento a Fernando se le salió un tiro que acabó con la existencia del pequeño.

Mientras que para consumar la agresión sexual en contra de la madre del pequeño y de la sobrina de ésta, en la cual señaló que él no participó, las víctimas fueron llevadas a terrenos de cultivo.

El resto de los agresores continúan prófugos de la justicia.

Cabe recordar que el ataque a la familia originaria del municipio de Quecholac, ocurrió por la madrugada del 2 de Mayo cuando regresaban del zoológico de Chapultepec, donde el pequeño Elías fue festejado por motivo del 30 de abril, Día del Niño.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: