CREAN CLONES SINTÉTICOS DEL CORONAVIRUS PARA ENCONTRAR MEDICAMENTOS ANTIVIRALES Y VACUNAS

CREAN CLONES SINTÉTICOS DEL CORONAVIRUS PARA ENCONTRAR MEDICAMENTOS ANTIVIRALES Y VACUNAS

Un equipo de virólogos y bacterioólogos de la Universidad de Berna (Suiza) han clonado el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) en un laboratorio de alta seguridad. Los clones sintéticos están siendo utilizados por grupos de investigación en todo el mundo para analizar muestras del virus, encontrar medicamentos antivirales y desarrollar vacunas lo más rápido posible sin necesidad de utilizar muestras de enfermos. El estudio se ha publicado en la revista Nature.

Los científicos, encabezados por Volker Thiel y Joerg Jores, de la Universidad de Berna, utilizaron como patrón la secuencia del coronavirus obtenida en el mes de enero. Dividieron el genoma en fragmentos y encargaron a una empresa de biotecnología la síntesis de catorce secuencias de ADN. La empresa en proporcionó doce de las catorce, pero las otras dos fueron obtenidas a partir de muestras de una persona infectada con el SARS-CoV-2. Las copias de ADN ( ácido desoxirribonucleico) que contenían partes del genoma del coronavirus se introdujeron en células de levadura de Brewer (Saccharomyces cerevisiae) y se ensamblaron en una copia completa, consiguiendo finalmente un cromosoma artificial de levadura que llevaba la información genética del coronavirus. Luego, las utilizaron para producir coronavirus infecciosos. Todo ello se llevó a cabo en el laboratorio de alta seguridad del Instituto de Virología e Inmunología (IVI) de la Oficina Federal de Seguridad Alimentaria y Veterinaria (FSVO) en Mittelhäusern y en la Facultad Vetsuisse de la Universidad de Berna.

«Replicamos el virus en el espacio de una semana», dijo el profesor Volker Thiel del Instituto de Virología e Inmunología. Los expertos utilizaron un sistema de células de levadura desarrollado en Berna que, por primera vez en la historia, ha demostrado su valor en una situación epidémica como esta. «Hemos optimizado este sistema para permitirnos clonar coronavirus y otros virus rápidamente», agrega el profesor Jörg Jores del Instituto de Bacteriología Veterinaria de la Universidad de Berna. El método Bern permite una respuesta rápida a virus nuevos y de rápida propagación y sus características en tiempo real, es decir, durante un brote, por lo que se podría utilizar en el futuro para combatir otros virus altamente infecciosos.

 

¿Es igual?

La versión sintética de SARS-CoV-2 se parece mucho a la real; sin embargo, los investigadores observaron algunas diferencias en la replicación. Si bien es cierto que algunos virus pueden clonarse empleando un método que utiliza la bacteria Escherichia coli para este propósito, pero los coronavirus pueden resultar difíciles de clonar usando esta técnica. De ahí que los investigadores buscaran un método alternativo utilizando células de levadura desarrolladas previamente en la Universidad de Berna, conocido como recombinación asociada a la transformación.

Los virus son solo material genético, ya sea ADN o ARN, envuelto en una cubierta de proteína. En el caso del SARS-CoV-2, la secuenciación del genoma ha demostrado que su «código genético» está formado por una molécula de ARN monocatenario de aproximadamente 30.000 bases que contienen 15 genes. Para ponernos en contexto, el genoma humano tiene la forma de una doble hélice de moléculas de ADN hechas de alrededor de 6.400 millones de bases y con alrededor de 25.000 genes.

Cuando se producen brotes infecciosos se tarda un tiempo precioso en obtener muestras del virus y llevarlas a laboratorios, y el transporte de estos agentes se considera, en muchas ocasiones, demasiado peligroso, de ahí que este método sea tan valioso, porque permitirá a las autoridades sanitarias, las compañías farmacéuticas y los laboratorios de investigación obtener acceso a muestras clínicas sin la necesidad de transportar muestras virales desde otro lugar.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: