CREAN PRESERVATIVOS QUE SE AUTOLUBRICAN PARA EVITAR INFECCIONES

SALUD.-Los preservativos van a recibir un cambio de imagen que no solo podría mejorar la vida sexual de las parejas, sino también fomentar el sexo seguro, según un estudio llevado a cabo por expertos de la Universidad de Boston (EE. UU.) y que recoge la revista Open Science.


Los investigadores dicen que uno de los puntos negativos para el uso del condón es la falta de lubricación:
 los condones de látex actuales son relativamente ásperos, lo que puede provocar roturas e incomodidades, mientras que los lubricantes comerciales, incluidos los aplicados por los fabricantes a los condones, desaparecen durante las relaciones sexuales y muchas parejas no quieren o no pueden -por falta de medios- comprar lubricantes para añadir al preservativo durante la relación. Además de la incomodidad que resulta. Es, en cierto modo, un inconveniente para la relación sexual. De ahí que este estudio tenga tanta importancia.

 

 

Una encuesta del año pasado reveló que casi la mitad de los jóvenes en Reino Unido no utilizaban condón cuando mantenían relaciones con una pareja nueva, lo que genera inquietud sobre la propagación de infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.

Afortunadamente, los científicos afirman haber desarrollado un condón que se vuelve resbaladizo si se encuentra en ambiente húmedo, un logro que creen que se topará con una aprobación más que rotunda por parte de los consumidores. Nosotros también lo creemos.

 

El objetivo residía en si podríamos idear una tecnología en la que el condón fuera autolubricante. En otras palabras, en presencia de humedad, agua o fluidos vaginales, que se volviera básicamente resbaladizo”, comenta Mark Grinstaff, coautor del estudio.


Financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates, la nueva investigación involucró el uso de polímeros superhidratados que pueden unirse a la superficie del látex mediante una exposición de 30 minutos a la luz UV en presencia de otras dos sustancias. 
Cuando este recubrimiento entra en contacto con el agua, por ejemplo a través de fluidos corporales, se vuelve resbaladizo.

 

¿Qué es el condón-viagra?
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este revestimiento de nanopartículas superhidratadas incluye tres sustancias que ya se han empleado en otros dispositivos médicos, y dicho recubrimiento podría agregarse como un paso final en la producción de condones sin la necesidad de cambiar el proceso actual de fabricación del condón, lo que daría como resultado un coste de producción barato.


Los expertos describen una serie de pruebas en las que el nuevo material se comparó con el látex común; básicamente cubrieron una botella con el látex y un lubricante en base de agua, en un esfuerzo por explorar si tenía beneficios tangibles.

 

Los resultados de las pruebas de fricción mostraron que el nuevo material sumergido en agua era mucho más resbaladizo que el látex convencional y solo un poco menos resbaladizo que el látex embadurnado con lubricantes. Además, cuando el equipo observó cómo cambiaba el deslizamiento con el transcurso del tiempo, descubrió que el material autolubricante seguía siendo resbaladizo después de 1.000 ciclos o 16 minutos de movimientos repetidos contra una superficie similar a la piel hecha de poliuretano. Mientras tanto, el látex recubierto en lubricante mostró una “disminución de la lubricidad”.


En un 
experimento con 33 participantes, 13 de ellos hombres, los resultados demostraron que el 85% de los voluntarios afirmó que el nuevo material era el más resbaladizo de todos, mientras que el 73% dijo que preferirían usar condones hechos del nuevo material y que incluso podría aumentar su uso de condones.

 

Grinstaff dijo que los resultados fueron una grata sorpresa. “El siguiente paso sería un estudio con parejas para ver si, de hecho, esto se traduce en un resultado físico de sexo más placentero“, y agregó que las pruebas mostraron que el látex autolubricante se correspondía con los materiales existentes para mayor resistencia y seguridad contra fugas.

El equipo ya había presentado una patente para la idea y espera que sus condones autolubricantes estén en el mercado dentro de los próximos dos años.

“El último avance en la tecnología de condones fue hace más de 50 años, y fue entonces cuando se introdujo el aceite de silicona como lubricante. Estamos utilizando la tecnología de nuestros abuelos en el siglo XXI, lo cual es una locura”, continúa Grinstaff.

 

La Fundación Bill y Melinda Gates pondrá ahora un millón de dólares más encima de la mesa para desarrollar estos fantásticos preservativos, cuyo principal requisito era que se pudiera producir a un precio asequible en los países en vías de desarrollo.

INFO/MUYINTERESANTE

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: