CRÓNICA DE UN DESALOJO ANUNCIADO –NOCHE DE IGNOMINIA EN TEHUACÁN.

Redacción/Domingo7

Tehuacán, Pue.- La mañana del 11 de octubre parecía tranquila, todo indicaba que Tehuacán transitaría con normalidad, pero alrededor de las 03:00 horas policías recibieron una orden precisa, desalojar a los comerciantes ambulantes.

Días antes a un integrante de los comerciantes les habían hecho saber que a elementos de tránsito municipal los tenían acuartelados, estaba claro, todo indicaba que iba a haber un desalojo, es por eso que las líderes de los comerciantes optaron por decirle a sus afiliados que era momento de ir a casa a descansar después de pasar varios días durmiendo en las calles con sus hijos y esposos.

Una semana durmieron en la calle, en el suelo sobre cartones, esperando con temor el momento en que los granaderos llegarían a quitarlos, ya que los rumores se hacían presentes todos los días; pasaron frío y hambre para resguardar ese pedazo de piso que les daba de comer, pero aquella noche decidieron retirarse.

Aquella madrugada 12 personas se quedaron resguardando su lugar y fue alrededor de las 03:30 horas que un convoy con más de 150 policías municipales con equipo antimotín, con maquinaria de construcción, quitaron los carros de venta y mercancía de los comerciantes que se encontraban en la calle Gabino Barreda, desalojando la vialidad para que pudiera entrar un trascabo el cual levantaría y destrozaría toda la mercancía de los vendedores.

Los llantos, gritos y algunos golpes se hicieron presentes, todo un equipo de policías bien protegido, retiró involuntariamente a las vendedoras, algunos de los presentes afirmaron que los lideraba el regidor de Industria y Comercio, Jesús Hernández, tanto policías como alineadores y cobradores estaban encapuchados.

Horas antes a los ambulantes se les había hecho llegar la notificación por escrito de trasladarse al nuevo mercado, la notificación fue de hecho no de derecho, porque según lo marca la Constitución se deben dar 15 días hábiles, para ejercer la orden.

Fácilmente los policías superaban la cifra de los afectados, y en un abrir y cerrar de ojos los habían retirado de los lugares en los que por medio de permisos, ésta administración había permitido su venta estos años, como promesa de campaña por el apoyo a Ernestina Fernández de llegar al poder.

Tan temprano como se pudieron reunir, los comerciantes acudieron al Palacio Municipal e impidieron el paso a toda autoridad que se quisiera acercar, y a una sola voz se les oía decir: “Queremos hablar con la presidenta”.

Dividiendo a la ciudadanía en favor y en contra, unos recalcando la participación de Jesús Hernández en el desalojo, la lucha eterna del ambulantaje en cualquier parte de la República Mexicana, pero, la mayoría de ciudadanos apoyando a los comerciantes por la forma en como fueron desalojados, al estar más de 150 elementos de la policía municipal, quitando a gente trabajadora, descuidando el bienestar y la seguridad de los tehuacaneros.

El mismo Marco Antonio López Alfaro, director de Seguridad Pública, afirmó que los policías municipales se encontraban resguardando el palacio municipal, es decir, que Tehuacán tenía cabida para que los verdaderos maleantes pudieran hacer y deshacer de la ciudad.

Así pasaron las primeras horas del miércoles 11 de octubre, más de 100 policías con equipo de antimotin resguardaban el palacio municipal, para que horas después se unieran más de 50 elementos a auxiliarlos sin que se conozca el motivo, uniformados seguían con equipo táctico y los comerciantes con su voz y unión; en sus primeras declaraciones exigían la presencia de la presidenta municipal y la devolución de su mercancía que había sido destruida, el comerciante Willy afirmó que dichas pérdidas oscilaban cerca de los 70,000 mil pesos.

Entre llantos una señora que vende imágenes a lado de la iglesia de San Francisco aseguró que los encapuchados habían abierto su negocio, lo destrozaron y robaron mercancía, un local con el que a duras penas logra sobrevivir una mujer de 75 años.

Mientras dos grupos de comerciantes resguardaba las entradas del Ayuntamiento, les llegó el rumor de que el regidor de Industria y Comercio intentaba escapar por la puerta trasera del Palacio Municipal, es ahí cuando las comerciantes rápidamente se trasladaron para allá, sin embargo, cuando llegaron él ya había salido del inmueble a bordo de una camioneta.

Minutos después una camioneta oficial paso con cerca de 15 alineadores, quienes se burlaron de los comerciantes e indudablemente estos se pusieron frente a la camioneta, a lo que el conductor les intentó arrollar con ella.

Fue el alto que marcó el semáforo de la 3 sur, lo cual ocasionó la detención de la camioneta y fue ahí donde los comerciantes aprovecharon para agarrarla y destrozar un cristal; metros adelante detuvieron a un alineador el cual intentaba huir, sin embargo, fue alcanzado y amarrado con rebosos de las comerciantes.

Posteriormente agarraron a otro más en una farmacia cercana al centro y luego a otro que caminaba cerca de la Catedral, sumando un total de 3 alineadores detenidos, a quienes los amarraron con rebosos y una chamarra para que estos no pudieran escapar; la multitud enardecida aseguraba que si no se presentaba Ernestina Fernández estaban dispuestos a mantenerlos ahí, entre jalones y empujones, se oían gritos como: “Qué se siente cabrón”, “ahora sí vas a ver”, “ te va a cargar la chingada”.

Minutos después el director de Seguridad Pública arribó al Palacio Municipal y pidió a los comerciantes que soltaran a los alineadores, ya que ellos no tenían parte en dicha pelea, mientras otros se encontraban en rueda de prensa con el síndico municipal, Miguel Ángel Romero Calderón y Miguel Ángel Flores Albino, presidente auxiliar de Copan.

El Síndico municipal les decía a los comerciantes que Ernestina Fernández se encontraba en una comisión en la Cd. de México, sin embargo, fuentes fidedignas señalan haber visto que saliera al medio día del Restaurante Camino Real de Tehuacán, lugar en donde se encontraba junto con su esposo y regidores, lugar donde habilitaron para determinar las acciones contra los comerciantes.

Tras platicar por más de media hora, no se logró llegar a un acuerdo, por lo que los ambulantes procedieron a traer anafres, ollas y establecer algunos puestos para continuar con su manifestación pacífica, ya que pretendían quedarse a dormir en los bajos del palacio municipal.

Cerca de las 6 de la tarde a la líder de los comerciantes Guadalupe Tecua, le informaron que los alineadores y Jesús Hernández se encontraban en la Fiscalía del Estado presentando denuncias en contra de los comerciantes por privación ilegal de libertad de 3 personas, robo de 3 radios y amenazas por parte de los comerciantes.

Inmediatamente los comerciantes acudieron a realizar un acta con su abogado para que después pudieran ir a la Fiscalía a poner sus 13 denuncias, sin que lograran concretar la acción, mientras un grupo resguardaba las instalaciones del Palacio Municipal, por si Ernestina Fernández, decidía presentarse a dialogar con ellos.

Alrededor de las 9 de la noche a los ambulantes les llegó un rumor donde supuestamente Ernestina Fernández por fin hablaría con ellos, por lo que se conglomeraron en el Palacio, para esperarla, así como elementos de la Policía municipal hicieron presencia y una valla, para minutos después retirarse del lugar, quedando los comerciantes a la espera de la alcaldesa, quien nunca se presentó al palacio y en protesta continuaron con su manifestación en el Palacio.

El Síndico Municipal Miguel Angel Romero Calderón presentó una denuncia ante la Fiscalía a nombre del Regidor de Industria y Comercio Jesús Hernández Martínez contra los comerciantes por cargos de privación ilegal de la libertad de 3 empleados, amenazas y lesiones.

A la mañana siguiente, después de pasar desvelos, fríos y demandas, aún solicitaban la presencia de Ernestina, sin embargo, cerca de las 11 de la mañana una comerciante recibió una llamada de Jesús Hernández, en la cual pedía un diálogo con ellos, inmediatamente dijeron que para sustituir a la presidenta estaban dispuestos a hablar con 10 regidores, la finalidad al parecer era que Ernestina Fernández no dialogara con ellos a toda costa.

A pesar de tener comunicación para la realización de un diálogo entre comerciantes y Ayuntamiento, fue al filo de las 4 de la tarde cuando se presentó el Síndico Municipal acompañado de un notario para dar levantar un acta y estipular las condiciones en las que se encontraba el inmueble y los inconformes.

Fue hasta las 7 de la noche del 12 de octubre que casi todo el cabildo municipal, excluidos los regidores de Turismo Juan Alvarez y Paloma Novelo; liderados por el Síndico Municipal, entraron a hablar con 10 representantes de los comerciantes y su abogado para tratar de llegar a un acuerdo.

Tras encerrarse por más de 2 horas, en las que su diálogo fue de dimes y diretes, por fin acordaron en ir a recoger sus puestos ambulantes en el parque del riego y en obtener el reembolso de toda su mercancía, para después ir al mercado Lic. Benito Juárez en donde verían sus lugares y analizar si les convenía o no.

Después de ir a recoger su mercancía y visitar el nuevo mercado, los comerciantes no aceptaron los lugares y se negaron a trasladarse a este, negando la recepción de mercancía y será hasta el lunes en donde nuevamente se establezca una mesa de dialogo con los regidores del ayuntamiento para tratar de llegar a un acuerdo.

Hasta el momento se desconoce quién dirigió el operativo ¿acaso será el director de seguridad Publica o el regidor de Comercio Jesús Hernández?… Sobre quién dio la orden para que en Tehuacán se diera una Segunda noche de la ignominia, se desconoce aún.

A %d blogueros les gusta esto: