DE REINA TEX- MEX A FASHION ICON

Espectáculos.- ¿Cómo olvidar esos clásicos bustiers con aplicaciones brillantes, pantalones high-waisted ultra skinny y los ya icónicos labios rojos de Selena? ¡Son un clásico! Pero si por algo se caracterizaba la cantante era porque no temía tomar riesgos a la hora de vestirse. Tanto sobre, como bajo el escenario, lograba plasmar su estilo personal en su vida diaria y así fue como sus elecciones de estilo fueron influenciado a la gente.

En 1993 durante los ‘Tejano Music Awards’ se llevó el galardón por Female Vocalist of the Year y Female Entertainer of the Year y ese conjunto de brillantes rojos con el que lo recibió se volvería en un clásico de la cantante.

Chaquetas cortas en piel con aplicaciones en dorado, detalles de olanes; y todo acompañado de sus arracadas de oro, manteniendo un beauty look extrovertido y muy a la época.  Tomando detalles propios de la cultura latina en Estados Unidos, Selena logró hacer suyos los labios delineados, la melena voluminosa y aquellas cejas de impacto. Es por ese peculiar estilo de belleza que en 2016 MAC lanzó una colección dedicada a la reina del tex-mex.

Pero si hablamos de vestuarios icónicos, cómo olvidar ese jumpsuit que usó la cantante en una de sus últimas presentaciones en vivo en el Houston Astrodome, en Febrero de 1995. Acentuando siempre su figura, la también empresaria logró no solamente crear una imagen identificable -y muy imitada-, sino que también supo cómo venderla con sus boutiques “Selena Etc.”

La tejana de descendencia mexicana, era considerada un sex symbol gracias a sus provocativos atuendos; causando polémica durante la época por ser un modelo a seguir para las mujeres jóvenes.

Selena también apostaba por total denim looks ¡que amamos! Todo combinado con una melena corta que raramente reemplazaba los elaborados chongos de la compositora. Incluso usando como base un look relajado y clásico, como un par de jeans combinados con una camisa blanca, Selena lograba lucir perfecta y muy de acuerdo a su clásica imagen ya muy bien establecida.

Para la entrega de los Premios Grammy la cantante portó un vestido con aplicaciones de cristal y un chongo despeinado. Para el video de su canción “No me queda más” también usó este mismo vestido.

Lentejuelas, aplicaciones y accesorios over the top distinguían a Selena de entre la multitud. Sus looks, muchas veces creados -y confeccionados- por ella misma, se volvieron muy representativos de la época.

 Info. ELLE México

A %d blogueros les gusta esto: