¿DE VERDAD CREES QUE CON UN LIKE TE DICE TE QUIERO?

Disparates.- Lo admitimos, las redes sociales se han convertido en un engranaje clave de la gran maquinaria del coqueteo. Uno con muchas ventajas y que realmente disfrutamos. ¿Cómo si no podríamos enseñarle a nuestras amigas con quién estamos saliendo y pedir su opinión? ¿Cómo si no podríamos stalkearlo poquito -sólo poquito- y conocer más de su vida? Honestamente, ni siquiera imagino una vida romántica sin redes, siempre han estado…

Y es que a pesar de toda la crítica que puedan tener detrás (generalmente de generaciones mayores) sólo quienes lo hemos vivido sabemos la emoción que representa una solicitud de amistad, un follow, un like o un comentario: pequeñas victorias digitales que nos levantan el ánimo. ¿Sabes algo? No estás mal. Si lo hizo es porque pensó en ti, o bueno, quizá solo le apareciste, pero quiso dejar constancia de que te vio, le interesaste y “le gustó”. No está mal sentirte feliz.

El problema es olvidar que la atención digital es más pequeña de lo imaginas, un momento tienes tu mente volcada sobre algo y al siguiente te encuentras respondiendo un test para descubrir a qué casa de Game of Thrones perteneces basado en tus compras en Zara (el test es real y puedes hacerlo aquí). Pero no debes olvidar la parte más importante de las interacciones en redes sociales: DIMENSIONAR la importancia que las acciones online tienen en nuestra vida offline.

via GIPHY

Un “me gusta” no significa “te quiero”. Aunque por supuesto que esta acción comunica, como todo lo que hacemos o decimos durante el día, estas muestras de aprecio digital jamás reemplazarán un te quiero. Así que deja de darle 30 vueltas al asunto. Si dio like a tu foto, puede representar interés, agrado pero no que quiera comprometerse contigo. Vaya, no trato de decirte que apagues todas tus notificaciones y las ignores para siempre, sólo quiero decir que este no es el medio para hacerte ilusiones.

El peligro de los likes se esconde también en que a veces funcionan como pequeños anzuelos, y cuando nos encontramos con una persona que solo quiere tenernos ahí para él pero sin verdaderamente comprometerse, esta será su principal herramienta. Mostrará la mínima cantidad de interés requerida y -¡sorpresa!- los likes son una de ellas.

Info. ELLE México

A %d blogueros les gusta esto: