Despues de ver el trailer de IT: ¿Qué podemos esperar de la película?

Hace no mucho tiempo, Warner Bros. Pictures liberó el primer trailer de IT, una nueva película basada en la obra que escribió el gran maestro del horror Stephen King. El adelanto nos mostró el primer vistazo al famoso relato acerca de siete niños, que juntos se embarcarían en la misión de poner un alto a la aberración que tenía a toda Derry y a su gente sumergidos en una ola de muertes misteriosas.

Después de que el clip recorriera Internet, el público generó toda clase de opiniones: por un lado se encontraban quienes lo adoraron y que actualmente esperan el estreno con mucha emoción, así como los que dicen que esta versión jamás superará a la protagonizada por Tim Curry y por último, quienes simplemente la reprueban porque sí. Lo cierto es que todas las opiniones son válidas y no queremos meternos con eso; en vez de hacerlo, nos gustaría abrir un poco más el panorama en cuanto a la expectativa.

Pennywise en la cloaca

¿Cómo podríamos hacerlo? Bueno, primero que nada hay que tomar en cuenta que, independientemente de lo que ya vimos, no conocemos muchos detalles de lo que nos espera este 8 de septiembre. De ahí podemos partir, ya que bien podríamos tener frente a nosotros un filme con el potencial de hacer justicia a la novela original de King o simplemente un remake más que fracase rotundamente en taquilla.

¡Alerta de spoilers!

Alerta de spoilers

Antes de comenzar, sólo queremos hacer una advertencia, más que nada dirigida a quienes no están familiarizados con la historia escrita. Si todo el asunto es nuevo para ustedes, entonces les aconsejamos detenerse aquí, porque mencionaremos detalles de este que podrían considerarse spoilers.

¿Qué podemos esperar de la película?

Estuvimos meditando durante un breve momento y pensamos que la película podría ser muy buena, sobre todo si su argumento sigue tres sencillas reglas que estamos a punto de explicar. Éstas no son realmente estrictas ni mucho menos absolutas. Sólo nos sirven como una especie de camino imaginario (creado únicamente por nuestro criterio) que esperamos se haya seguido para no terminar en ese lugar oscuro a donde van los intentos fallidos de buenos trabajos.

No hay que tomar todo del libro, sólo lo necesario

It en Neibolt Street

Quienes hayan leído a King, saben que no es necesario volarse la barda tratando de rellenar la trama con detalles que se hayan escapado por ahí. El escritor nos explica hasta los detalles más pequeños de lo que sucede en sus historias: desde el perfil psicológico de los personajes y su aspecto físico, hasta la apariencia de los sitios donde estos viven y las emociones y provocan al encontrarse ahí.

Pudimos ver parte de eso durante el trailer, sobre todo en aquella escena donde el payaso sorprende a “los perdedores” en la casa abandonada de Neibolt Street. Eso es sumamente importante porque no se deben omitir los detalles fuertes del relato original, que fácilmente podrían influir en la historia y que por supuesto guardan dentro de sí la verdadera esencia de el terror que a todos nos gustó.

Podemos apostar a que todos quieren ver escenas como la del leproso zombie, las voces de los niños en el fregadero, la muerte de Eddie Corcoran, la verdadera batalla entre IT contra los niños y, como esas, muchas otras. Obviamente hay que conocer los límites, porque tampoco se vale que pongan el ritual con el que los niños sellaron su promesa de volver a Derry en caso de que el monstruo regresara.

La idea aquí es tomar las cosas que nos hicieron amar el libro y explotarlas como se debe. Que no se cometa el mismo error que muchas otras producciones han tenido, donde sólo usan el nombre de una gran historia y hacen de su versión fílmica algo sin chiste.

¿Para qué exagerar con el horror?

Pennywise - Tim Curry

Otro punto importante a seguir: la novela de King es muy, pero muy escalofriante por sí sola y tiene la capacidad de implantar visiones horribles en sus lectores. Por eso esperamos que la película no intente forzar los sustos en todas las escenas de suspenso cuando no sea necesario.

Como un ejemplo, podemos usar a Pennywise. En un principio, el payaso no se presenta como un símbolo de muerte y perdición, sino como un ser curioso que está en un lugar donde no debería; algo que haría a la gente (sobre todo a los niños) pensar que no representa a una amenaza,  sólo que no pertenece a determinado escenario.

Lo mismo ocurre con cada una de las situaciones que los personajes viven dentro de la narración: algunas veces pasan momentos muy tranquilos y emocionales que ayudan al público a calmarse. Después es cuando viene el trancazo del horror, justo cuando todo estábamos flojitos y cooperando sin esperar que, así de repente, el condenado monstruo se quiera echar a los personajes para la cena.

Tenemos la fuerte creencia de que, si se les va la mano con la música de tensión, agregan más escenas sangrientas o incluso abusan con el uso de efectos visuales, podrían terminar comprometiendo la integridad de la película. De nada sirve tratar de disfrazar el horror verdadero con una mala imitación para dejarlo peor, ¿no creen?

Debe de usar bien el tiempo (aunque necesite más de una secuela)

Último punto, pero no menos importante, porque el tiempo es clave a la hora de ver una película basada en una historia súper extensa como la de IT.

Si intentan usar sólo un filme para plasmar toda la genialidad de la obra de Stephen King, va a pasar lo mismo que con aquella película The Last Airbender, que fue inspirada en la serie Avatar. Todo el mundo sintió que los personajes no formaron lazos y que no hubo un verdadero clímax dentro de la trama. Simplemente ocurrieron ciertas cosas, hubo un par de escenas de peleas y listo, fin del cuento.

Aquí sucede lo mismo, ya que la historia necesita cierto ritmo, así como algunas escenas requieren acomodarse en su sitio antes de llegar a los momentos de acción. Si llegan y nos dicen que es un payaso macabro que se come a la gente, lo normal es que reaccionemos diciendo: “Ah ok, que padre”.

En cambio, si se toman su tiempo para explicarnos que no es un sujeto disfrazado, sino una forma de vida que durante siglos ha tomado la forma de todos los miedos de sus presas y que, a la vez, sabe atacar donde más les duele (sus traumas y dolencias), entonces ahí entenderemos por qué es tan peligroso.

Pennywise-risita

Somos conscientes de que adaptar un libro al mundo del cine no es tan sencillo, pero como fans, creemos que hay detalles que no pueden dejarse a un lado. Hablamos por todos, cuando decimos que nadie quiere recordar IT como un filme más que pasó a la historia por ser turbo random y mucho menos, darle la razón a todos aquellos que la criticaron negativamente desde antes de su lanzamiento.

Si ustedes opinan que nos faltó mencionar una o dos cosillas en esta publicación, de corazón nos gustaría saberlo.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: