EL PRIMER HOMBRE EMBARAZADO DEL MUNDO

Disparates.- Desde que era pequeño,  sabía que estaba luchando por aceptar quién era realmente. De repente era la presión social o simplemente el hecho de no querer decepcionar a sus papás, lo cierto es que le costó pero el día que “salió del closet” todo comenzó a mejorar en su vida. A pesar de haber nacido  mujer, lo único que quería este inglés es que lo acepten por quién era y la vida que quería llevar. Hoy se ha convertido en el primer hombre transgénero de Inglaterra en tener un hijo.

Esta es su increíble historia.

Ken McKay

Se llamaba Paige, y el día que tomó por primera vez las hormonas para ser hombre se cambió a Hayden. Con 21 años ha logrado hacer historia en su país. Hoy conoce lo que es la felicidad infinita y no le importa en lo más mínimo el qué dirán. 

Todo comenzó el día que él quiso tener un hijo. Pensó que sería imposible y que probablemente sería juzgado por muchos, pero siguió en su deseo de convertirse en padre.

En enero de 2017, anunció oficialmente su embarazo… ¡Lo había logrado!

Ken McKay

Pero…¿cómo?

Hayden lleva una relación con un hombre y pensaban casarse. Antes de hacer más planes, él decidió decirle a su pareja que quería tener un hijo antes de que le cambiaran de sexo, así que dejó un tiempo el tratamiento hormonal de lado para poder concebir. Aunque le costó muchísimo encontrar un donante, ya que muchas clínicas especializadas rechazaron su caso, su historia fue expuesta en Facebook y un hombre anónimo donó su esperma. Lo contactó a través de la red social prometiéndole que dejaría la muestra en la puerta de su casa sin que se diera cuenta.

Dicho y hecho.

Esto generó una serie de críticas de parte del departamento de fertilidad del hospital donde se atendía porque le aseguraron que al ser anónimo exponía a su futura hija(o) a no saber si nacería con alguna enfermedad. Y que en el futuro probablemente pudiera conocer a otro hermano(a) que haya nacido gracias al mismo donante.

Ken McKay

Hayden se arriesgó y todo el proceso le costó 29 mil dólares.

En octubre del año pasado quedó en la dulce espera, y por fin, después de 9 largos meses nació la pequeñita.

Se llama Trinity-Leigh y aunque muchos se han cuestionado el futuro que le espera al lado del que ahora será su padre, Hayden está más feliz que nunca y sabe que le dará amor incondicional a su pequeña bebé.

Info. UPSOCL

A %d blogueros les gusta esto: