En la última década, México sin ningún progreso educativo.

Y han llegado los resultados internacionales que servirán para que, en futuras disputas, el gobierno pueda alegar que, ahora sí, realmente “urrrrge aplicar la reforma educativa”… aunque con ella no se vislumbra la solución del problema.

Ya no se podrá decir que los tiempos pasados fueron mejores… cuando mucho se podrá decir que fueron iguales, lo cual no quiere decir que seguimos igual de bien; por el contrario: desde 2006 el promedio que México obtiene en la Prueba PISA está muy por debajo de la media que la OCDE tiene establecida… esto al menos en Ciencias,  Matemáticas y Lectura, asignaturas en las que se centró la aplicación de la sexta edición de la prueba del Programa Internacional para la Evaluación de los Alumnos (PISA).

¿Pues qué tan mal salimos? Bueno, de acuerdo con los resultados, los alumnos de nuestro país obtuvieron en Ciencias 416 puntos, mientras que la media que se maneja entre los miembros de la OCDE es de 493 puntos… y así se ha mantenido en los últimos 10 años.

pisa-mexico-ciencias

“Bueno, pero las ciencias no son lo nuestro… seguro andamos bien en otras asignaturas”, dirá algún optimista. Pues la verdad no. Ni siquiera en lo más básico: en Lectura y Matemáticas México tiene el último lugar entre los 35 países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)… sólo por encimita de los 72 países participantes de la prueba PISA. En Lectura se sacaron 423 puntitos y en Matemáticas 408… la media es de 490 y 493. Rezagados, en definitiva.

pisa-mexico-matematicasYa son 15 años desde que se realizó la primera prueba PISA. Desde entonces, México no muestra ninguna intención de avanzar: 57% de los estudiantes están por debajo del rendimiento mínimo esperado en Matemáticas… 48% y 42% hacen lo propio en Ciencias y Lectura, respectivamente. De acuerdo con esto, los llamados Alumnos de Alto Rendimiento son una especie en peligro de extinción en nuestro país… y no vale echarle la culpa a las escuelas públicas: la prueba también se aplicó en privadas.

¿Alguna solución? Para Gabriela Ramos, directora de gabinete de la OCDE, que tuvo que fletarse a presentar tan vergonzosos resultados, la posible salida a este atorón educativo es inversión.

“Se tiene que seguir invirtiendo en la educación. Sí hay que mejorar la eficiencia, sí hay que alinearlo a los objetivos de la reforma educativa, sí hay que enfocarlo al mérito y ver cómo se premian los resultados en términos financieros y desarrollar los incentivos para los mejores maestros. Pero sí hay una necesidad de tener más recursos”.

Quizás tenga razón, tomando en cuenta que, sacando cálculos, en México se invierte por alumno 31% menos de lo que en los demás países de la OCDE. ¿Entonces por qué siempre que hay moches al presupuesto a lo primero que se le mete tijera es a la Educación?

Esta prueba se realizó a más de medio millón de jóvenes de 15 años. El principal tema estudiado fue la ciencia, ya que ésta es una parte cada vez más importante de nuestra vida económica y social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: