EN MÉXICO, LA MUERTE DE CICLISTAS FUE INTENCIONAL

EN MÉXICO, LA MUERTE DE CICLISTAS FUE INTENCIONAL

TUXTLA GUTIÉRREZ, México.- Se cree que los ciclistas Krzysztof Chmielewski, un polaco de entre 40 y 42 años, y Holger Franz Hagenbusch, un alemán de 43, se conocieron en la localidad San Cristóbal de las Casas el 20 de abril y se dirigían al vecino estado de Campeche. 

Los dos ciclistas de origen polaco y alemán, cuyos cadáveres fueron hallados en una barranca del sur de México, fueron víctimas de un asesinato y no de un accidente carretero como informaron en un principio las autoridades, reconoció este viernes la fiscalía local.

“Las investigaciones nos dicen que se trata de un homicidio intencional”, aparentemente para robarles, dijo a la prensa Luis Alberto Sánchez, especialista en homicidios de la fiscalía de Chiapas, donde ocurrió el crimen.

El cuerpo del primero fue hallado el 26 de abril a 42 metros de la carretera, y el del segundo el 4 de mayo en un selvático barranco, a 142 metros de la misma vía.

El cráneo del polaco presenta un orificio de entrada en la región occipital izquierda y de salida en la región occipital derecha, “que puede ser de disparo de arma de fuego”, dijo Sánchez, al precisar que se confirmará esta hipótesis con técnicas forenses.

El polaco carece del pie derecho y el alemán parece haber sido atacado por animales de carroña, comentó Sánchez, quien aseguró que los análisis forenses continúan.

El miércoles, el hermano del alemán, Rainer Hagenbusch, identificó el cadáver y publicó un texto en Facebook en el que asegura que el ciclista polaco “fue decapitado”. 

Consultado por la AFP sobre esto, Sánchez se limitó a decir que debe realizarse “una segunda necropsia más especializada”.

Hace unos días, Sánchez tomó las riendas de este caso que ha conmocionado a numerosos ciclistas para sustituir a Arturo Liévano, fiscal de Distrito Selva en Chiapas, quien había asegurado que la hipótesis dominante era que los europeos  “pudieron haber perdido el control” en la carretera que conduce de San Cristóbal a Ocosingo, “y cayeron al barranco”.

En ese momento, las autoridades aseguraron que en la necropsia no se encontraron lesiones que hicieran suponer un asesinato, e hicieron énfasis en lo peligroso de la carretera.

– “No fue mala intención” –

Escépticos de estas conclusiones, unas cien personas, entre ciclistas locales, extranjeros residentes y lugareños, se manifestaron en San Cristóbal exigiendo justicia por lo que sospechaban habría sido  un “asesinato”. También anunciaron la creación de una “comisión ciudadana de la verdad”.

Liévano “se aventuró a decir que era un accidente, pero en realidad no fue de mala intención. Era una línea de investigación”, dijo Sánchez en entrevista con la AFP.

En un comunicado, el gobierno de Chiapas se comprometió con la comunidad de ciclistas a “fortalecer las investigaciones” para esclarecer los hechos, y Sánchez aseguró que existe la posibilidad de que la policía criminal de Alemania pueda colaborar en el caso.

El martes, el cónsul de la Embajada de Alemania en México, Moritz Fischer, y el hermano del ciclista alemán fueron a Chiapas para verificar el curso de las investigaciones. 

La noticia sobre la desaparición de los ciclistas cundió a través de Facebook el 29 de abril, luego que el hermano del alemán envió un mensaje de auxilio con la última fotografía del ciclista, un hombre alto con una larga barba rubia.

INFO/ TRIBUNA NOTICIAS

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: