EN RUINAS LUCE LA CIUDAD DE SIRIA DE RAQQA, PERO LIBRE DE ISIS: VIDEO

INTERNACIONAL.- Las fuerzas democráticas sirias realizan operaciones militares para limpiar la ciudad de explosivos. La plaza donde el grupo terrorista realizaba ejecuciones públicas quedó devastada.

Raqa se convirtió en la capital del terror un sombrío 4 de julio de 2014. De la noche a la mañana, esta polvorienta ciudad siria que pocos sabían ubicar en un mapa, mutó en un enclave multicolor cuando miles de combatientes extranjeros de Europa y Asia acudieron en masa a la llamada de Abu Bakr al Bagdadi, líder del autoproclamado Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). Tres años después, 50.000 soldados de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), bajo el amparo de los cazas de la coalición internacional contra el ISIS liderada por EE UU, avanzan sobre la capital siria de los yihadistas. Se han hecho con el 45% de Raqa desde que el pasado 6 de junio comenzara la operación Ira del Éufrates. Prometen acabar con entre 2.000 y 3.000 yihadistas cercados en su interior y que han convertido a los entre 20.000 y 50.000 civiles que siguen en Raqa en escudos humanos.

 

 

Desde hace 37 meses, la población sobrevive parapetada en sus hogares para sortear las temidas leyes de un ISIS que ha cubierto de negro a las mujeres y amputado, vejado y decapitado a muchos hombres. Serán principalmente las milicias kurdas las que los liberen del yugo, pero aún queda por ver quién gobernará una provincia históricamente bajo el feudo de las tribus árabes locales. Las FDS, compuestas en un 40% por combatientes de tribus árabes y en un 60% por milicianos kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en inglés) prometen liberar a los vecinos del yugo del ISIS. Lo hacen asesorados en tierra por unos 1.000 soldados de fuerzas especiales de EE UU, y 400 franceses y británicos.

El cáncer del ISIS ha acabado por invertir las prioridades de los múltiples actores que combaten en el tablero sirio, y los kurdos aspiran a ser decisivos para respaldar sus aspiraciones políticas. “O se rinden o morirán dentro. No tienen más opciones”, sostiene Nuri Mahmud, portavoz de las YPG, sobre la resistencia del ISIS en Raqa. Arremete contra Turquía, a la que acusa de ser mentor ideológico del ISIS y no esconde que en el futuro los kurdos confían “en poder participar en la redacción de una nueva Constitución” del país que les favorezca en el norte. Excluidos de las conversaciones de paz celebradas en la ciudad suiza de Ginebra por el resto de grupos opositores, y tildados de terroristas por Ankara, la expulsión del ISIS de Raqa es la carta que el YPG se reserva para legitimar su aspiración de mantener la autonomía que ha logrado en las zonas kurdas.

 

Info. Expansion y El País

A %d blogueros les gusta esto: