ENCUENTRAN COMPLEJO HABITACIONAL DE MÁS DE MIL 600 AÑOS EN LA BASE AÉREA DE SANTA LUCÍA

ENCUENTRAN COMPLEJO HABITACIONAL DE MÁS DE MIL 600 AÑOS EN LA BASE AÉREA DE SANTA LUCÍA

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) halló un complejo habitacional perteneciente a la cultura teotihuacana al interior de la Base Aérea de Santa Lucía, donde se construye el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles”, por lo que un grupo de arqueólogos trabaja en la excavación para evitar que sea impactado con las obras de construcción de la nueva terminal aérea.

El director de Salvamento Arqueológico del INAH, Salvador Pulido Méndez, informó que el complejo arquitectónico fue localizado a tan solo 60 centímetros de profundidad de la superficie y, de acuerdo con los primeros estudios que iniciaron hace aproximadamente dos meses, se ha podido determinar que se trataría de una serie de cuartos acomodados uno tras otro, los cuales contaban con patios interiores y zonas de captación de agua e iluminación, mismos que habrían sido construidos entre los años 400 y 600 después de Cristo.

El descubrimiento se realizó en un área de 60 por 40 metros, aunque los once arqueólogos que participan en el proyecto, han expandido su investigación a las más de 60 hectáreas que albergarán al nuevo aeropuerto de México, pues los hallazgos se concretaron a través de un primer reconocimiento, por lo que no se descarta que ésta pueda abarcar una superficie mayor.

Pulido Méndez agregó que, como parte de los vestigios que se han localizado en el sitio, también se han encontrado algunos fragmentos de cerámica y artefactos elaborados con piedra que acompañarían a los muros que conforman el complejo habitacional; sin embargo, no se descarta que, conforme se avance en las labores de excavación, se puedan ubicar algunos restos humanos que pudieran formar parte de enterramientos propios de la época, pues existe la creencia de que los teotihuacanos sepultaban a sus muertos al interior de sus propios hogares.

Agregó que, actualmente, el equipo de trabajo del INAH realiza el reconocimiento, análisis e interpretación de los vestigios hallados, para luego, hacer una cuantificación de éstos y colocarlos dentro de un almacén que ha sido acondicionado al interior de Santa Lucía, para salvaguardar cada una de las piezas que pertenecerían a la época de la caída de la gran Tenochtitlán.

Tenemos que investigarla, excavarla, saber su ubicación y extensión, además del estado de conservación en que se encuentra y, con base en ello, definir su vocación y el espacio, junto con el proyecto constructivo del aeropuerto. Nosotros continuamos con la investigación y, dependiendo de las características, se tomará una determinación y qué va  suceder”, apuntó.

Tras señalar que el sitio arqueológico no sufrió un impacto en estos años con la operación del aeropuerto militar que alberga Santa Lucía, el arqueólogo del INAH descartó que el hallazgo vaya a ser una limitante para continuar con la construcción del nuevo aeropuerto civil, pues esto dependerá de la ubicación, las condiciones en que se encuentra y el proyecto constructivo de la terminal aérea, además de que, tras la localización de más de 800 huesos que pertenecen a 14 individuos de mamuts, se pondrá especial énfasis para evitar que se pierdan vestigios que pudieran ser valiosos para la investigación de la cuenca.

INFO:HOYESTADO

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: