ENCUENTRAN UNA ” BOMBA VOLADORA ” NAZI SIN EXPLOTAR

Un grupo de arqueólogos descubrieron los restos sin explotar  de una “bomba voladora”alemana V1 que se estrelló en un bosque en 1944 de camino a su objetivo en Londres,encontrada en un bosque situado cerca de la localidad británica de Kent.

La excavación reveló que la bomba voladora V1 mide cinco metros de largo, y porta una ojiva o carga altamente explosiva con un peso de 850 kilos, según el Imperial War Museum de Londres, que tiene un V1 sin detonar en sus colecciones .

Los voluntarios excavaron parte de la explotada “bomba voladora” V1 que se estrelló en un bosque en el sureste de Inglaterra en 1944. Crédito: John Hayes-Fisher

Bomba nazi: una arma de represalia

Las V1 fueron un prototipo de misil que los nazis desarrollaron durante la Segunda Guerra Mundial. Se estima que entre 1944 y 1945, se lanzaron 10 mil de estos proyectiles contra Londres. Los cohetes despegaban desde rampas de lanzamiento situadas en las costas de Francia y Holanda.

Por su parte, el líder del proyecto y descubrimiento, Colin Welch, comentó a Live Science :

“EL V1 EXCAVADO EN PACKING WOOD CERCA DE ASHFORD EN KENT, INGLATERRA, FUE DERRIBADO SOBRE EL CAMPO DE KENT ANTES DE LLEGAR A LONDRES. LOS PILOTOS DE AVIONES DE COMBATE SE HABÍAN VUELTO EXPERTOS EN DERRIBAR LAS BOMBAS VOLADORAS, Y LA ARTILLERÍA ANTIAÉREA DESTRUYÓ MUCHOS V1.

Los V1 generalmente se lanzaban desde una rampa y alcanzaban una velocidad máxima de 640 km / h, impulsados ​​por un motor de chorro de pulso pionero que daba a la “bomba de zumbido” su nombre común en inglés. Lamentablemente, las llamadas “garabatos” o “bombas de zumbido” alcanzaron sus objetivos, matando a más de seis mil personas en Gran Bretaña. Las bombas también causaron grandes daños y con frecuencia incendiaron edificios.

El regulador de combustible V1 excavado (izquierda) y un servomotor del sistema de guía con parte de una manguera de aire comprimido adjunta. Crédito: Colin Welch.

El líder alemán Adolf Hitler dijo que los V1 se usaron en respuesta a los devastadores bombardeos aliados en ciudades alemanas como Hamburgo, donde más de 35 mil personas murieron en unos pocos días en 1943, explicó Welch.

“LA MAYOR PARTE DEL ACERO UTILIZADO EN SU CONSTRUCCIÓN SE HABÍA EROSIONADO EN EL SUELO HÚMEDO Y ÁCIDO, PERO AÚN QUEDABAN MUCHAS PIEZAS DE ALUMINIO”, DIJO WELCH.

INFO:MUYINTERESANTE

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: