Este 2017 pinta difícil para conseguir trabajo.

Estar sentado en una oficina y detrás de un ordenador por más de siete horas al día quizá parezca lejano a tus fantasías laborales y de desarrollo profesional. Te has enfrentado una y otra vez a aquel concepto ambiguo y a la vez específico que se postula en cada vacante de trabajo, pero la “tolerancia a la frustración” cada vez, con cada día, va disminuyendo. Piensas en cortar de tajo tu relación laboral y abrirte a nuevos horizontes, pero esta quizá no sea la mejor idea. De acuerdo con un reportaje publicado en el periódico El Universal, 2017 pinta para ser un año dificilísimo para conseguir chamba.

El gasolinazo trae consigo una alza en distintos bienes y servicios: el aumento en el precio de los combustibles repercutirá directa e indirectamente en el precio de la electricidad, el transporte público, el gas, la tortilla (¡subirá el precio de los tacos! Ahora habremos de pedirlos sin copia), el pan y otros productos de la canasta básica. Según los especialistas consultados por la publicación, aunque suene muy deprimente y hasta conformista, es hora de dejar a un lado el malestar que nos podría provocar nuestro trabajo y hacer todo lo posible para conservarlo.

Conseguir un empleo para 2017 suponemos será una tarea muy complicada y mantenerlo será nada sencillo“, afirmó para el diario Arlene Leal, directora asociada de una empresa de capital humano.

enredos-oficina-impresora-godinez

Claves para mantener tu puesto, según los especialistas

  1. Es necesario tener buena actitud (cualquier cosa que signifique eso) a pesar del mal ambiente o tus inconformidades.
  2. Si no tienes otras opciones laborales, hay que apechugar y dejar de lado las malas actitudes. “No busques hacer tus problemas los de otros, no andes de manzana podrida porque esos son los primeros corridos”, relata una de las especialistas en Recursos Humanos consultada por El Universal.
  3. Esta les va a chocar: de acuerdo con el reportaje, es necesario mostrar compromiso, aportar nuevas ideas y estar dispuesto a dar más de lo que se espera de ti.
  4. “Enfócate en lo que es importante para la organización y asegúrate que lo que estás haciendo tiene un impacto importante en las métricas del negocio”, recomienda Javier Vargas, VP Latin America de Right Management de Manpower.
  5. Aunque tú ya hayas acabado tu trabajo, trata de quedarte más tiempo en la oficina apoyando a tus compañeros.
  6. No andes de lucidito en redes sociales publicando cuánto odias tu trabajo, de alguna u otra manera esta información podría llegar a los ojos de tus jefes.
  7. Si ya la ‘ves cerca’ y sientes que te va a cargar el payaso, empieza a contactarte con profesionales de tu propio giro. Uno nunca sabe cuándo te pueden echar la mano.
  8. Si no lo haces, trata de invertir en tu formación profesional, nunca se deja de aprender.
  9. En estos momentos de incertidumbre económica a veces hay que apechugar y ser flexibles, dicen los expertos. Si te buscan mover de área y/o la remuneración no es lo que tú buscabas, trata de aceptar aunque no vaya acuerdo con tus expectativas.
  10. En pocas palabras, hay que repensar lo que estarías dispuesto a hacer o aceptar para conservar tu trabajo. O de plano replantearte tu vocación.

El consuelo que nos queda, como apunta el escritor mexicano Enrique Serna, es que esa “opresión oficinesca puede tensar al máximo las potencias intelectuales, como le sucedió a Franz Kafka, el Godínez más atormentado y lúcido de la historia. No hay mejor acicate para la rebeldía que ver desde adentro la maquinaria trituradora de la existencia”. En una de esas este trago amargo en que se ha vuelto 2017, apenas a días de haber comenzado, puede terminar por potenciar nuestras capacidades literarias y desembocar en una novelita.

 

Link Info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: