Fanático de Trump gritó en vuelo de Delta Airlines,“¡perras de Hillary!” y lo vetan de por vida.

En lugar de ver a una grácil aeromoza dando las indicaciones, los pasajeros de un vuelo de Delta Airlines tuvieron que chutarse los ridículos y molestos gritos de un seguidor del presidente electo, Donald Trump, a quien “espontáneamente” se le dio por insultar a mujeres con las que compartía avión.

El ahora célebre sujeto (no identificado, pero que ha sido visto más de 2.2 millones veces) voló el pasado 22 de noviembre de Atlanta a Allentown, Pensilvania, y, aunque en un principio se le había bajado de la nave, los encargados decidieron que no era lo suficientemente misógino (no es cierto), por lo que no había bronca en que reingresara y demostrara la habilidad de su lengua. Esto último sí es verdad: le dieron chance de subirse nuevamente.

“Donald Trump es el presidente de cada uno de ustedes. Si no te gusta, mala suerte”, gritó el espécimen que visiblemente es un fan from hell del republicano que ocupará la Casa Blanca en enero próximo: “Donald Trump , bebé (…) Así es, este hombre sabe lo que pasa”.

Aunque todo lo que decía el tipo resultó completamente desagradable, la frase que se lleva las palmas fue la dedicada a las mujeres que se encontraban a bordo: “¿Nos dieron un poco de perras de Hillary aquí?”.

Se desconoce por qué los pasajeros y, sobre todo, la tripulación del vuelo, no le pusieron un “estate quieto” al fulano, pero las autoridades de Delta Airlines respondieron a través de una carta firmada por el CEO de la empresa, Ed Bastian, reconociendo que la compañía cometió un error al dejar que el pasajero permaneciera en el vuelo: “El comportamiento de este individuo era ruidoso, grosero y fue una falta de respeto a los clientes”.

De acuerdo con Bastian, la tripulación no se dio cuenta de lo mostrado en video, de haberlo hecho “lo hubieran sacado de la aeronave”. En fin, como aceptar la regada no era suficiente, la compañía se comprometió a regresar la totalidad del precio del boleto pagado todos los presentes. En cuanto al güey ése, ya no se le permitirá en su vida volver a subir a un vuelo de la aerolínea.

“Debemos permanecer fieles a los valores centrales de Delta y tratarse unos a otros con dignidad y respeto. También debemos seguir comprometidos más que nunca con la seguridad de nuestros clientes y miembros de la tripulación. No vamos a tolerar nada menos.”

link info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: