FGE SIN RESULTADOS CONDENATORIAS A PRESUNTOS INTEGRANTES DE BANDAS DELICTIVAS

FGE  SIN RESULTADOS CONDENATORIAS A PRESUNTOS INTEGRANTES DE BANDAS DELICTIVAS

Puebla.-De 277 integrantes de bandas delictivas detenidas en Puebla entre los años 2015 y 2019, sólo 11.1 por ciento de los casos ya recibieron sentencias condenatorias, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

En respuesta a una solicitud de acceso a información pública, el órgano autónomo informó que en ese lapso aprehendieron a 54 agrupaciones criminales en diferentes puntos del territorio poblano.

En 2015 detuvieron a 30 personas que participaban en actividades ilícitas y la FGE judicializó igual número de casos, pero al final sólo consiguieron dos sentencias condenatorias, equivalente a 6.6 por ciento del total.

Un año después mejoró el indicador de justicia, cuando aprehendieron a 34 miembros de organizaciones delincuenciales, de los cuales 14 fueron sentenciados como culpables. Esto representó 41.1 por ciento.

Para 2017 creció todavía más el porcentaje de integrantes de bandas criminales sentenciados, al registrarse 53.3 por ciento, es decir 12.2 puntos más que lo obtenido en el año 2016. Para este caso de 28 miembros enviados a prisión, a 15 emitieron condenas por los delitos que se les imputaron.

En cambio 2018 y 2019 fueron difíciles en materia de la impartición de la justicia porque de 40 casos en el primero y 145 en el segundo, no se logró ninguna sentencia que fuera a favor de las víctimas.

De acuerdo con los datos de la FGE, 132 de los detenidos por participar en bandas fueron acusados del delito de secuestro; los 145 restantes, los aprehendidos el año pasado, además de la privación ilegal de la libertad también les imputaron portación de arma de fuego sin licencia y detentación de vehículo robado.

La Fiscalía no especifica los motivos por los que es bajo el número de sentencias en contra de los detenidos a los que se iniciaron carpetas de investigación y tampoco incorporó en su respuesta argumentaciones de parte de los juzgados de control.

 

Entierran mito

La FGE informó en el documento de transparencia que 47 de las bandas detenidas entre 2015 y 2019 sí radicaban en la entidad mientras que las siete restante si bien operaban en el territorio poblano, eran provenientes de otros estados.

El órgano a cargo de Gilberto Higuera Bernal documentó que del total de agrupaciones detenidas en 2015, el 100 por ciento operaban y radicaban en Puebla.

En tanto en 2016, de las organizaciones enviadas a prisión, siete eran poblanas y sólo una originaria de Tlaxcala.

Mientras que en 2017 y 2018 se observó una situación similar a la de 2015, ya que todos los grupos criminales trabajaban en este estado y sus integrantes radicados en la misma demarcación federativa.

El año pasado la FGE logró detener más bandas y si bien la mayoría eran poblanas, con un total de 16, había otras provenientes de Veracruz, con cuatro; y una de Jalisco, Morelos y Ciudad de México, respectivamente.

Durante el sexenio de Rafael Moreno Valle y posteriormente en el mandato de Antonio Gali Fayad, los titulares de Seguridad Pública (SSP) aseguraron en diferentes momentos que los grupos delincuenciales en la mayoría de los casos eran originarios de otras entidades y no de Puebla.

No obstante, con los datos proporcionados por la autoridad competente, quedó en evidencia que ocurre lo contrario a los dichos de los funcionarios de los gobiernos emanados del PAN, las bandas operaban y radicaban en territorio poblano.

 

Zonas del crimen

De acuerdo con la información de la Fiscalía, las 54 bandas operaron en 10 municipios, de los 217 que conforman la geografía política del estado de Puebla.

La dependencia expuso que en 2015 los grupos de delincuentes actuaron en un mayor número de demarcaciones locales. En la lista oficial se incluyó a Tecamachalco, Tehuacán, Puebla, Atlixco, Huauchinango y Amozoc.

Al año siguiente, las actividades ilícitas de estos grupos se concentraron en sólo tres municipios: Puebla, Tehuacán y Cholula.

Para 2017 creció el número de demarcaciones municipales en donde se desempeñaron los criminales, toda vez que la FGE informó de la presencia de éstos en Cuautlancingo, Puebla, Nealtican, Cholula y Teziutlán.

En 2019, las actividades reportadas por la autoridad se concentraron en Puebla capital, que repitió como sitio de operaciones delincuenciales en todos los años de referencia, además de Tecamachalco, Teziutlán y Ciudad Serdán.

Los grupos, principalmente dedicados al secuestro —como se detalló líneas atrás—, no sólo maniobraron en el Triángulo Rojo, sitio que después de la reducción en la práctica del robo de combustible, se aseguró por parte de ciudadanos que ahora albergaba a otro tipo de actividades ilícitas.

La información oficial revela que la presencia criminal no se ocupa de una sola región sino que también opera en la Sierra Norte, en el Valle de Puebla y en Tehuacán-Sierra Negra.

INFO/ELPOPULAR

MGBG 

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: