FRUSTRAN ROBO DE JOYERIA YAMEL EN PLENO CENTRO DE TEHUACÁN

Roberto Terán/Domingo7

Tehuacán, Pue.- Esta madrugada un individuo quien presuntamente está especializado en la desactivación de alarmas y robos a joyerías chocó de bruces con el sistema de protección de la Joyería “Yamel ”  ubicada en el primer cuadro de esta ciudad, ya que este ladrón fracasó en lo que sería unos de los robos más representativos y astutos que va en no menos de 5 años.

Agentes de la Policía de Seguridad Pública Municipal, fueron los primeros en llegar al lugar ubicado sobre la avenida Independencia entre 1 sur y Reforma en el local marcado con el número 112-A, del centro de la ciudad.

De acuerdo a algunas declaraciones que dio el delincuente que por nombre lleva Pedro Vilchis Herrera, de 35 años de edad, con domicilio en el Distrito Federal, manifestó que “Él se encargaba de organizar robos, adjudicar roles y de forma particular, contactar a los que serían sus cómplices y participantes en los ilícitos que se cometerían”. Los investigadores aseguran que pueden estar vinculados a decenas de asaltos más. 

ESTUDIANDO EL ROBO

El delincuente estuvo hospedado en la ciudad durante una semana estudiando el robo. Se negó a dar más datos referente a si tenía cómplices o no, únicamente manifestando que trabajaba de noche en las excavaciones para poder llegar a su objetivo de robarse todo las joyas de esta empresa. Presuntamente tenía su centro de operaciones en el varios Municipios de esta ciudad como de igual forma en Tlalpan, Distrito Federal, lugar donde radica.

La Policía Municipal, destaca que el detenido cuenta con dos aspectos: la alta preparación y la capacidad de trabajo. Era muy hábil en la inhibición de alarmas, conocía  los sistemas y se apoyaban en moderna tecnología.

robos en tehuacan

450 KILÓMETROS RECORRIÓ PARA FRACASAR

El Secretario de Seguridad, Ernesto García, comunicó que elementos policíacos se percataron de ciertos ruidos que salían del interior de joyería, ante esta situación de inmediato se formó un operativo cercando toda el área para poder actuar.

Prontamente los agentes subieron los techos y pudieron observar un orificio que salía de unos de los cuartos del Hotel Colibrí, que daba a una conocida pastelería. Uno de los elementos se introdujo al referido comercio y vio que había otra perforación más y que conducía a la Joyería “Yamel”, donde fue sorprendido justo en los momentos en que llenaba su morral de joyas, dinero y todo cuanto tenia de valor este local.

Ya en manos de la justicia fue ingresado al filo de las 5 de la madrugada a las instalaciones de DSPM, donde se ordenó su transición a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia donde será la encargada de definir su situación.

Robo a joyería

 

DUEÑOS EFECTÚAN EL ARQUEO

Pieza por pieza así es como el dueño de este negocio joyero hace su conteo necesario. La Procuraduría Estatal  ya cuenta con la denuncia del robo, sin embargo sólo se asentó que la mercancía robada es joyería diversa, por lo que establecieron las autoridades que el monto total aun no queda asentada en la carpeta de investigación con la cual se está trabajando actualmente.

Robo a joyería

 

NO SE ARMA BIEN EL ROMPE CABEZAS

Dentro de las sinfín dudas que existen respecto a este robo, queda entre ver el por qué guardias de seguridad que hacen sus recorridos por esa zona no escucharon absolutamente nada referente a las perforaciones que realizó, así como el porqué le fue asignado el cuarto de hotel justamente donde saldría tanto a la pastelería y a la joyería.

Otras de las dudas que saltan es sobre los empleados del hotel, al revisar el cuarto para limpiarlo, ¿No veían la tierra que sacaba al excavar? ¿no observaron nada de herramientas para cavar? ¿ellos no escuchaban los ruidos como empleados de este hotel? ¿Qué pasaba con este tipo durante el día? ¿tendría algún contacto para poder excavar el hoyo en una semana sin tener algún plano?. Éstas son algunas de muchas preguntas que se han venido efectuando durante este frustrado robo.

Robo a joyería

Lo que sí se puede observar que esta ciudad se ha venido convirtiendo lentamente en el “ojo clínico” para la delincuencia ya que sujetos de otros estados han tomado como centro de operaciones para todo tipo de ilícitos desde secuestros, homicidios, robos, asaltos, por resaltar algunos. Ya solo falta que se introduzcan al Palacio Municipal para llevarse lo poco que  existe en dinero.

 

A %d blogueros les gusta esto: