Investiga FBI cómo Trump se coordinó con Rusia para dañar campaña de Clinton, CNN

Cuando el FBI reabrió las investigaciones contra Hillary Clinton, esto en plena campaña presidencial, le dio un levantón a las aspiraciones de Donald Trump que –parecía– ya tenía perdida la contienda.  Ahora el Buró de Investigaciones Federales le anda echando ganas para tambalear la estancia del ahora presidente en la Casa Blanca.

De acuerdo con fuentes de CNN, el FBI cuenta con información que indicaría que gente cercana Trump estableció comunicación con agentes rusos para –presuntamente– coordinar información perjudicial para la campaña de Hillary Clinton.

Lo anterior se relaciona de inmediato con el anuncio que hizo el lunes pasado James Comey, director del FBI, en relación a las investigaciones que se llevan a cabo para demostrar una posible relación de integrantes del círculo de Trump con Rusia, la cual habría intervenido en el proceso electoral. El objetivo de la indagatoria que desarrolla el FBI es sostener “una acusación creíble de mala conducta o una base razonable para creer que un estadounidense podría actuar como agente de una potencia extranjera”, cita Expansión  a Comey.

Según el reporte de CNN, los del FBI ya echaron ojo a información desprendida de inteligencia, viajes, negocios, registros telefónicos y reuniones. Sin embargo, nada es concluyente y eso lo sabe bien el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer: “investigarlo y tener pruebas de eso son dos cosas diferentes”, señaló.

Foto: Win McNamee/Getty Images

En efecto, el canal de TV estadounidense apunta que el FBI aún no ha podido comprobar que parte del equipo de Trump se haya coordinado con gente de Rusia, sin embargo, ese vínculo  -que pone en cuestión la forma en que Trump llegó al poder- es el centro de las investigaciones.

¿Y a quién le sorprendería?

Pues a nadie… Recordemos que Michael Flynn, exasesor de Seguridad Nacional,  tuvo que dejar el cargo debido a que se descubrió que mintió sobre la existencia de sus comunicaciones con Moscú. Además, el exjefe de campaña del republicano, Paul Manafort, se vio en la necesidad de renunciar cuando, en agosto, se revelaron informes de sus transacciones financieras con los líderes de Ucrania y Rusia.

Por cierto, ayer se dio a conocer que Manafort trabajó de forma secreta para un multimillonario ruso… no recientemente, sino desde hace una década. De acuerdo con la agencia Ap, Manafort habría trabajado en favor de los intereses del gobierno de Vladimir Putin, al promoverlos en Washington. No gratis: por esta chamba se llevó un contrato anual de 10 millones de dólares.

 

sopitas.com

A %d blogueros les gusta esto: