LA ANTIGÜEDAD DE LA TUMBA DE JESUCRISTO ES MUCHO MÁS ANTIGUA DE LO QUE SE PENSABA

DISPARATES.- Según la creencia católica, Jesucristo fue enterrado en la iglesia del Santo Sepulcro, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Nuevos estudios demuestran que su tumba es mucho más antigua de lo que se pensaba.

Un estudio publicado en la revista National Geographic revela que la tumba de Jesús data alrededor del año 345 d.C. El descubrimiento ocurrió después de meses de analizar los restos de una cueva de piedra en la iglesia de Santo Sepulcro.

El Nuevo Testamento dice que Jesús de Nazaret fue crucificado cerca del año 30 d.C.; sin embargo, la construcción original de los aposentos de su tumba fue durante la época de Constantino el Grande. El estudio ratifica la creencia de que los romanos construyeron el monumento 300 años después de su muerte.

¿Cómo se llegó a este hallazgo?

En 2016 se abrió por primera vez en siglos la tumba por investigadores de la Universidad Técnica Nacional de Atenas y la National Geographic Society, en ésta se descubrió una segunda losa de mármol rota y más vieja que estaba incrustada con una cruz. Dicha piedra se encontraba apoyada sobre la superficie de la caliza original de la tumba. A partir de la datación óptica los expertos pudieron determinar la fecha exacta del material —alrededor de 345 d.C—.

 

Fuente: National Geographic.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: