LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD VA A TARDAR EN DAR RESULTADOS, PERO LA ESTADÍSTICA PRESIONARÁ A AMLO

LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD VA A TARDAR EN DAR RESULTADOS, PERO LA ESTADÍSTICA PRESIONARÁ A AMLO

MÉXICO.-Aunque Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, no ha dado un tiempo estimado para dar resultados en la reducción de la violencia en el país, especialistas en seguridad coinciden en que los miembros de Gabinete en materia de seguridad deben demostrar rápidamente que son competentes e inteligentes para combatir al crimen organizado, pues los resultados urgen en un país donde la violencia no cesa.

“El Presidente tiene que definir cuándo sí va haber un resultado, no puede ser meramente la disminución de un delito […]. Creo que sí tenemos que llegar a un momento en que los delitos no sean normales. En México es normal que haya matanzas porque en 12 años esa ha sido la tónica de las noticias, pero para mejorar se requiere de un paso intermedio”, dijo Francisco Rivas Rodríguez, director del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad.

Andrés Manuel López ObradorPresidente de la República, dijo que él y su Gabinete de Seguridad están trabajando para dar resultados, pero no dio un plazo para la disminución de la violencia. Aunque el Presidente no especificó  durante la conferencia de prensa matutina sobre el tiempo que estima para dar resultados en disminución de la violencia y ataques armados refrendó su compromiso de no fallarle a los mexicanos.

No voy a fallarva el cambio. Pero entiendo que va a generar algunas molestias, pero como se pone en los letreros cuando se están componiendo las calles: ‘Disculpen las molestias que estas obras ocasionan. El cambio va’”, respondió el Jefe del Ejecutivo federal a este diario digital.

La tarde del lunes pasado se registró el primer ataque de alta intensidad del crimen organizado en el sexenio de López Obrador.

Civiles armados atacaron a elementos de la Fuerza Única Regional en el municipio de La Huerta porque presuntamente pretendían liberar a un sujeto que llevaban detenido. El saldo fue de seis policías muertos y otro más herido, confirmó la Fiscalía del Estado.

Y ayer, un enfrentamiento entre supuestos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación y miembros de bandas dedicadas al robo de tráilers de carga ligados a Los Zetas dejó, por lo menos, cinco muertos en el kilómetro 224 de la autopista Puebla-Córdoba, en el tramo Acatzingo, Ciudad-Mendoza.

Especialistas en el tema de seguridaddijeron a este diario digital que aún es temprano para dar un tiempo estimado para que el nuevo Gobierno dé resultados en la disminución de la violencia, pues primero debe evaluarse si los miembros del nuevo Gabinete encargados de combatir el crimen en el país, operan con la suficiente inteligencia para impactar en los delitos.

Sin embargo, sí coincidieron en que el estado en que se encuentra la seguridad en el país demanda acciones rápidas y contundentes.

Pablo Monzalvo Pérez, criminólogo y catedrático de la Universidad Iberoamericana, precisó sobre el equipo de López Obrador, que aún no puede opinar si son competentes o no, pues primero “habrá que ver los resultados”.

“Hay un principio que dice que por los frutos se conoce a la gente; entonces vamos a esperar el fruto. Yo creo que el fruto es urgente porque la delincuencia está caminando por el país no de ahorita, de muchos años atrás. “Deseamos como mexicanos que tengan éxito, pero hasta ahorita no se ha demostrado que haya capacidad científica. Ni los que salen, no conozco a los que entran, pero deberán demostrar que tienen inteligencia. El tiempo es la realidad, ya urge ahorita. Los secuestros, los robos, todo está a la orden del día”, dijo Monzalvo Pérez.

El primer resultado que podría dar AMLO en seguridad es el aumento de confianza de los ciudadanos en las instituciones, considera Francisco Rivas Rodríguez, director del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad. Foto: Juan Carlos Cruz, Cuartoscuro

INTELIGENCIA ESTÁ A PRUEBA: ANALISTAS

Para los analistas en seguridad aún es temprano para saber en cuánto tiempo el Gobierno de López Obrador podría dar resultados concretos en materia de seguridad.

“No depende de una persona y de un cambio de régimen, sino de los instrumentos científicos para combatir la delincuencia. La forma de combatir la delincuencia no es la política, sino el conocimiento científico, no un cambio de régimen. Entonces hay que ver si realmente la inteligencia va a funcionar; hasta ahora no ha funcionado el procedimiento científico de seguridad. Depende de que quienes tengan la responsabilidad tengan la inteligencia para poder combatir a la delincuencia organizada, que no es ninguna fuerza improvisada, sino que tienen recursos y conocimiento económicos y humanos que superan por mucho a los recursos del Estado”, dijo el criminólogo Monzalvo Pérez.

Ayer, López Obrador dijo durante su conferencia que se siente “muy satisfecho y seguro de contar con un Gabinete de Seguridad de mujeres y de hombres con experiencia y con deseos de ayudar a garantizar la paz y la tranquilidad en el país”.

“Me siento muy respaldado por el gabinete de seguridad”, afirmó el Jefe del Ejecutivo federal.

Francisco Rivas Rodríguez, director del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad, recordó que la organización que dirige realizó un análisis del Plan de Seguridad que presentó Durazo Montaño hace unos días y que concluyó que son sólo intenciones.

“No traen nada, son muchas intenciones, de hecho los foros por la paz parecen no haber impactado”, explicó.

Sin embargo, añadió Rivas, el primer resultado que podría dar López Obrador es el aumento de confianza  de los ciudadanos en las instituciones.

“Medidos sobre la base de la Encuentra Nacional de Seguridad Pública Urbana [ENSU] del Inegi [Instituto Nacional de Estadística y Geografía]. Eso es clave, sería un gran resultado y sería aplaudido”, consideró.

La ENSU se realiza cada tres meses a nivel nacional y mide la confianza en las instituciones, agregó. También se debe de medir el conocimiento y capacitación de las policías, agregó.

Rivas Rodríguez destacó la importancia de generar indicadores de resultados de desempeño, pues la disminución de las cifras de violencia no significan en sí una mejora.

“El Presidente tiene que definir cuándo sí va haber un resultado, no puede ser meramente la disminución de un delito […]. Creo que sí tenemos que llegar a un momento en que los delitos no sean normales. En México es normal que haya matanzas porque en 12 años esa ha sido la tónica de las noticias, pero para mejorar se requiere de un paso intermedio. Los datos ya mejoraron en algún momento: al inicio de la administración de Enrique Peña Nieto el homicidio estaba a la baja y se mantuvo así durante tres años, hasta que Peña Nieto lo revierte y lo lleva al desastre que entregó”, dijo.

Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad Pública y Atención Ciudadana, y Alejandro Gertz Manero, encargado del despacho de la Procuraduría General de la República (PGR). Foto: Cuartoscuro

EPN: LA SEGURIDAD EN EL ABANDONO

Sin contar los últimos 30 días de la administración de Enrique Peña Nieto, el Gobierno federal emanado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) superó el número de ejecutados que se contabilizaron en el sexenio anterior, encabezado por el panista Felipe Calderón Hinojosa, quien declaró la guerra al narcotráfico y comenzó con las históricas cifras de asesinatos violentos.

Del 1 de diciembre de 2012, día en que Peña tomó posesión como Presidente de la República, al 31 de octubre de 2018 –un mes antes de concluir su mandato–, en el país se registraron 150 mil 992 muertes violentas, la mayoría vinculadas al crimen organizado, reportaron cifras oficiales.

Prácticamente año tras año los homicidios dolosos fueron aumentando durante la administración que terminó. Tan sólo en 2017 (2018 no ha concluido) la cifra llegó a abatir cualquier registro de los últimos años con 32 mil 79 víctimas de homicidios dolosos.

López Obrador precisó ayer durante el periodo neoliberal se abandonó por completo la seguridad de los ciudadanos, debido a que el Ejército y la Marina se enfocaron a operativos para el combate del crimen organizado.

“Y la seguridad pública y la seguridad de los ciudadanos se abandonó por completo. Eso es lo que está sucediendo. Y eso es lo que estamos ahora enfrentando y vamos a resolver, por eso las coordinaciones, para que en el territorio haya elementos y protección a la gente, a los ciudadanos. Son 266 coordinaciones territoriales, no podemos ahora operar todas porque no tenemos los elementos, será un proceso”, explicó.

El Presidente agregó que actualmente son 150 coordinadores de seguridad instalados ya en el territorio con alrededor de 35 mil elementos.

“Vamos a ir avanzando y vamos a tener que reclutar, convocar a más elementos, porque si se hace el análisis de cuántos policías por ciudadano hay en México, estamos entre los países con menos policías por ciudadano en el mundo”, añadió.

También expuso que su Gobierno pondrá en el centro de las acciones la seguridad a los ciudadanos y, de acuerdo con información que ha dado en entrevistas Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad Pública, los resultados en materia de seguridad podrían verse a la mitad del sexenio.

“Ya estamos trabajando con eso. Yo les recuerdo que el plan nuestro tiene dos vertientes: una, que es para nosotros la más importante, es la atención a las causas, es decir, que haya crecimiento económico, empleo, bienestar, atención a los jóvenes, eso es lo más importante. La otra vertiente es lo que tiene que ver con lo coercitivo. En los dos casos van a haber resultados. Estoy seguro de que van a mejorar las cosas en el país, estoy confiado en eso”, afirmó el Jefe del Ejecutivo federal.

INFO/SINEMBARGO 

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: