LA HABITACIÓN: UN RETRATO DE MÉXICO

Ciudad de México.- En el largometraje La habitación, que se estrenará este viernes 20, los directores Iván Ávila Dueñas, Carlos Bolado, Natalia Beristáin, Carlos Carrera, Ernesto Contreras, Daniel Giménez Cacho, Alfonso Pineda-Ulloa y Alejandro Valle, ofrecen un retrato de México durante los últimos cien años.

El guión es de María Diego Hernández y los productores son: Edher Campos, Marta Habior, Marta Lewandowska y Luis Salinas.

En entrevista, Campos asegura que el proyecto surgió desde que realizaban el filme Año bisiesto (2010), de Michael Rowe:

“María Diego Hernández terminaba de escribir la historia en memoria de su mamá que acababa de fallecer. El guión nos encantó por la manera en la que nos llevó, era un viaje en el tiempo con diferentes relatos, y al platicar con Luis Salinas, de Producciones Machete, surgió la idea de poder invitar a varios realizadores, ocho distintos ojos críticos.

“Lo más maravilloso a nivel producción fue recrear las épocas desde una sola expectativa, desde una habitación, la cual es testigo de lo que sucede con sus residentes en diversas épocas pasadas de la nación”.

Continúa: “Son historias que he escuchado por mis abuelos y mis padres, donde hay una identidad como mexicanos, y creo que después de lo acontecido con el terremoto, es un momento crítico, pero también tiene un valor más importante para poder generar una reflexión y para poder ver hacia atrás. Entender de dónde venimos, dónde estamos y a dónde podemos llegar.”

La habitación obtuvo el estímulo fiscal Eficine 189, y este viernes 20 saldrá con 50 copias en la Ciudad de México, Área Metropolitana, Cuernavaca, Toluca, Guadalajara, Tijuana y Morelia, y luego recorrerá el resto de la República.

Los ocho cortometrajes complementan una historia que comienza con El Sueño, dirigido por Carrera, durante el festejo del Centenario de la Independencia. Ahí aparece Hilario, quien en venganza por los malos tratos de su patrón, Alfredo, se introduce en la habitación decidido a asesinarlo. Tres años después, en La Pesadilla, de Giménez Cacho, el estallido de la Revolución mexicana le da a Hilario una segunda oportunidad. Ahora es el verdugo y Alfredo la víctima.

Sigue La duermevela, de Bolado. Es el año 1928 y tres mujeres de origen chino (abuela, madre y nieta) tratan de sobrevivir a la persecución de la comunidad asiática durante la presidencia de Plutarco Elías Calles. Ya en 1946, con El erotismo, de Contreras, Ángela, la esposa de Alfredo, regresa de París para vender su vieja casa. Un hombre toca a la puerta y se reencuentra con su pasado.

Dos décadas después, en 1968, en La soledad, dirigido por Pineda Ulloa, la habitación ha sido transformada en un departamento de clase media. Es el inicio de los Juegos Olímpicos. Ahí radica una joven pareja unida por el amor, pero al mismo tiempo separada por la agitación ideológica del movimiento estudiantil y la fuerte represión política de la época.

Con La vigilia, de Valle, se vuelve a la habitación. Es la noche previa al terremoto de 1985. Ahí viven dos vecinas, una que vive añorando sus días en el circo y otra drogadicta y atrapada en una violenta relación de pareja. Diez años después, 1994, en los días posteriores al asesinato de Luis Donaldo Colosio, la habitación luce abandonada y en ruinas, ocupada por niños de la calle. Ahí inicia el relato titulado La muerte, de Ávila Dueñas, quien muestra un enfrentamiento entre pandillas.

Finalmente, en La evocación, de Beristáin, la habitación se ha vuelto un refugio para las víctimas del narcotráfico.

Al hablar de La habitación, Ávila Dueñas dice que los “procesos colaborativos” le atraen sobremanera.

Y subraya: “Todo nuestro trabajo depende siempre como de muchas cabezas, se vuelve familia. En este proyecto me gustó mucho la manera como nos organizamos y cómo cada quién metió su estilo. Es una experiencia muy enriquecedora y nunca nos había tocado enlazar una cinta con las de otros. El objetivo principal es hablar de México y su identidad.”

Sobre La duermevela, Bolado apunta:

“Son tres mujeres chinas refugiadas. Es un tema muy presente, igual que la discriminación. Es una gran satisfacción poder compartir el crédito. Es un buen equipo, muy buenos directores de quienes he visto sus obras y que respeto, y algunos son contemporáneos, otros son más jóvenes. Ha sido un gusto con todos compartir cartel”.

Ernesto Contreras es el realizador de El erotismo, ubicada en 1946, donde Ángela, porfirista, regresa al país para vender su casa. Sobre el largometraje La habitación, el director expresa:

“Para mí es una oportunidad de reflexionar quiénes somos, cómo hemos cambiado o no y qué deberíamos cambiar”.

El elenco lo conforman Irène Jacob, Kaori Momoi, Kristyan Ferrer, Sofía Espinosa, Noé Hernández, Mauricio García Lozano, Dagoberto Gama, Eugenia Tempesta, Francisco Barreiro, Norma Pablo, Aurora Clavel, Alisarine Ducolomb, Osvaldo de León, Ari Albarrán, Paulette Hernández, Raúl Briones, Adriana Llabrés, Úrsula Pruneda, Evan Aguilar, Jorge Vázquez, Michel González, Baruch Sánchez, Verónica Langer, Luis Alberti, Tamié Shibayama Ikeda, Valentino Lozada Carrillo y Carlos Andrés Rubio Beltrán.

El actor Kristyan Ferrer intervienen en dos historias: El sueño, de Carlos Carrera, y La pesadilla, de Daniel Giménez Cacho. Para él, La habitación es un espejo, “un reflejo de lo que uno es, y es bueno revisar la historia para que no se vuelva a repetir”.

En una breve charla con este medio, puntualiza: “Me enteré de este proyecto un par de años antes de que se realizara y estos son cineastas experimentados laborando cortometrajes, cada uno de los cuales tiene su complejidad, creo que es algo diferente.”

Info. Proceso

A %d blogueros les gusta esto: