La peste blanca

Les contaré sobre una enfermedad muy romántica, o al menos eso se pensaba en el siglo XIX: la tuberculosis. Viene del latín, tubérculo, que significa pequeña protuberancia o pequeño nódulo y se trata de una enfermedad infecciosa que se contagia por el bacilo Mycobacterium tuberculosis. La transmisión ocurre por la inhalación de pequeñas gotitas o partículas de polvo infectados, ocasionalmente también por la ingestión o por heridas cutáneas. Casi siempre, los pulmones son los primeros en ser infectados, por lo que se conoce como tuberculosis primaria. Cuando afecta el resto del organismo, se le conoce como tuberculosis secundaria o extra pulmonar.

peste
Quizás han oído mencionar que una persona parece tísico cuando su delgadez es extrema. En latín phthisis significa desgaste progresivo del cuerpo. Un ejemplo podría ser Christian Bale en El maquinista. La tisis fue descrita, alrededor del año 460 a. C. por Hipócrates, siendo ésta más frecuente en la población de 18 a 35 años y casi siempre fatal. Algunos textos documentan que incluso Hipócrates recomendaba a sus alumnos médicos que no visitaran a pacientes con tisis, pues la enfermedad era prácticamente incurable. Celso, un filósofo griego del siglo II, también se interesó por esta enfermedad y describió tres etapas de la misma: la atrofia, la caquexia y la tisis. Aristóteles opinaba que era una enfermedad contagiosa, mientras que Galeno definió sus características clínicas de ulceración pulmonar y de garganta, diciendo que había una consunción del cuerpo por la pus. Un dato curioso e interesante es que, se les ha achacado a los pacientes tísicos como portadores de oído agudo y privilegiado, no hay datos exactos sobre el origen de este supuesto, aunque se piensa que los pacientes, al estar aislados, tenían que estar más al pendiente de las conversaciones y murmullos de los pasillos.
200979_Bale2

No se conoce bien el nacimiento de la enfermedad, pero se piensa que primero estuvo en reservorios animales y de ahí mutó a la bacteria que afecta al humano. Lo cierto es que la primera mitad del siglo XIX ya había cobrado una cuarta parte de la población europea, arrasando con urbes completas sin que ningún medicamento conocido hasta el momento surtiera efecto.

Existen diversas manifestaciones de la enfermedad, pero es de especial interés elescrofulismo, que es la inflamación de la amígdalas. Esto ocurre sobre todo en niños tuberculosos, lo que produce visibles alteraciones de las glándulas linfáticas de la cara y del cuello.

Sería Franciscos Silvios el primero en decir que la tisis es la escrófula del pulmón, haciendo referencia a una afectación flemonosa que aparecía en los ganglios.

La tuberculosis se vuelve miliar o geneneralizada por la propagación de las bacterias a través del torrente sanguíneo y puede afectar personas con desnutrición.

Desde el siglo XIX el concepto de personas delgadas como más atractivas, persiste hasta la actualidad.  Mientras que muchas enfermedades producen cambios desagradables en el cuerpo, la tuberculosis produce pérdida de peso, una atrayente piel pálida y mejillas sonrojadas. Los escritores románticos de la época aprovecharon para producir numerosas obras donde los protagonistas se “apagaban” en forma inexorable con una belleza casi etérea. Se llegó a pensar también que la tuberculosis era producida por un mayor intercambio de energía sexual y pasión en especial en las mujeres por lo que era  aún más atractivo el efecto erótico de las heroínas.

El 24 de marzo de 1882 Robert  Koch dio conocer, en una sesión de la sociedad alemana de fisiología, su descubrimiento y aislamiento del bacilo de latuberculosis, haciendo gala de técnica pues este bacilo es verdaderamente difícil de cultivar.

La tuberculosis afectaría a ricos y pobres hombres y mujeres. Algunos reconocidos que fueron afectados por la Tisis están los escritores Balzac, Gustavo A. Bécquer, Emily Bronte, Frantz Kafka, John Keats, Edgar A. Poe; los músicos Chopin, Paganini, Purcell; también filósofos y poetas como Kant, Goethe, Schiller; y líderes políticos como Simón Bolívar y una gran cantidad de personajes notables.

enfermos

Por lo tanto el romanticismo y la tuberculosis están fuertemente ligados. Prueba de ello son las óperas como La Bohemia de Puccini, donde la protagonista muere de tuberculosis en brazos de Rodolfo después de una larga agonía. En la historia de La dama de las Camelias que Verdi pasaría a ópera como La Traviata la protagonista, Violeta, una cortesana de la época se enamora de un acaudalado hombre a quien tiene que abandonar a causa de la enfermedad. Esta historia está basada en un hecho de la vida real, Alejandro Dumas hijo se inspiró en la vida de Alphonsíne Plessis. Para entonces la Tisis conocida comola peste blanca por la palidez de sus afectados. Otra obra muy conocida, El grito,una pintura hecha por Edward Munch, supuestamente pone de manifiesto la crisis de angustia que el autor vivió después de que su madre y sus hermanas fueran víctimas de esta peste.  Entre tos y flema sanguinolenta, la delgada palidez hacía pensar que los dedos de las manos  crecían en músicos famosos como Chopin o Paganini.

Un dato que no quiero dejar de mencionar es el de René Théophile Hyacinthe Laënnec, el médico francés que moría de tuberculosis a los 45 años después de convivir con pacientes tuberculosos, pero que adquiriría trascendencia la medicina por ser el inventor y diseñador del estetoscopio además de impulsar y difundir sus conocimientos auscultatorios de las lesiones pulmonares.  Tengan en cuenta que auscultar significa escuchar en este caso el pulmón o los movimientos respiratorios.  Todos sus conocimientos quedarían plasmados en una obra llamada Tratado de auscultación mediata.  Al principal hospital de París especializado en el tratamiento de tuberculosos se le cambió de nombre por el de este medico tan importante.

El descubrimiento de Robert Koch no tendría trascendencia clínica porque los antibióticos para eliminar la tuberculosis tendrían que esperar 50 años para ser descubiertos, pero sería en numerosos esfuerzos sobre todo por médicos de la antigua Prusia. Por ejemplo Hermman Brehmer que, con ayuda de Alexander von Humboldt, fueron los primeros en proponer sanatorios antituberculosos a una gran altura convencidos de que esto permitiría  la irrigación sanguínea de los pulmones y con ello la curación, estableciendo en Silesia, un hospital a  650 metros sobre el nivel del mar.  Este tipo de situaciones comenzaron posteriormente a popularizarse de ahí que se diera también la creación de laCruz Lorena como símbolo de la lucha contra la tuberculosis.

Serían Albert Schatz y Selman Waksman los descubridores de un pequeño hongo era capaz de inhibir el crecimiento del Mycobacterium y el denominadoEstreptomicinas grisáceos, quien generaría el medicamento conocido comoestreptomicina en 1943. Esto los hizo ganar el Premio Nobel de medicina y, junto al desarrollo de la isoniacida en 1952, empezarían la época moderna del combate definitivo contra La Peste Blanca.

 

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: