LAGO SALADO DE UTAH PODRÍA  TENER LA RESPUESTA DE  SI HAY VIDA EN MARTE

LAGO SALADO DE UTAH PODRÍA  TENER LA RESPUESTA DE  SI HAY VIDA EN MARTE

Cuatro formaciones geológicas nacidas casi de la noche a la mañana en mitad de un lago pueden servir de ejemplo para analizar si el planeta rojo albergó vida alguna vez

Allison Thompson hacía, como cada día, su ronda por el Gran Lago Salado de Utah (Estados Unidos). El día empezaba a agotarse y, por eso, cuando llegó a su orilla creía que eran sus ojos los que le estaban jugando una mala pasada, pero nada más lejos de la realidad: en medio del embalse acababan de aparecer una serie de montículos de color blanco que sobresalían por encima del agua. No dudó en avisar a las autoridades para que analizaran lo sucedido.

Cuando los científicos llegaron hasta el lugar, descubrieron que se trataba de cuatro montículos de un mineral cristalino. Solo necesitaron una serie de comprobaciones para determinar que se trataba de una situación relativamente normal, pero que les podría servir para estudiar uno de los lugares menos conocidos del universo: Marte. Y es que este tipo de formaciones pueden ser fundamentales para descubrir si alguna vez hubo vida en el planeta rojo.

Los geólogos no tardaron en confirmar que estas formaciones estaban hechas de un mineral llamado mirabilita, un sulfato de socio cristalino. Este material se forma bajo las aguas ricas en sal, como es el caso del Gran Lago Salado de Utah, pero nunca antes se le había visto emerger en forma de montículo. Los expertos consideran que en esta ocasión salieron a la luz después de que haya descendido drásticamente el nivel del lago, así como la bajada de las temperaturas.

Pero lo importante, en realidad, es que los científicos consideran que estas formaciones pueden tener un origen similar a las estructuras minerales que se encuentran en la superficie de Marte. De hecho, el análisis de la mirabilita ha conseguido confirmar que arrastran consigo microbios que se encuentran en el fondo del lago, por lo que creen que en el caso del planeta rojo podrían utilizar estas mismas formaciones geológicas para buscar rastros de vida.

(EFE)

(EFE)

Las bajas temperaturas son las que han permitido que estos lagos se preserven sin problema, pero los científicos están convencidos de que con la llegada de la primavera volverán a desaparecer. Creen que el aumento de las temperaturas resquebrajará la solidez de la estructura mineral, devolviéndola de nuevo al fondo del mar. Pero esa situación no se producirá en Marte, donde las temperaturas bajas pueden permitir que encontremos algún microorganismo.

De hecho, la temperatura media del planeta rojo es de sesenta grados bajo cero, lo que hace pensar a los expertos que investigar esos bloques minerales que se encuentran en la superficie puede servir para descubrir si alguna vez albergó vida -o si, incluso, lo hace en la actualidad-. Especialmente al saber que alguna de estas estructuras marcianas provienen de antiguos lagos salados que algún día se secaron. Utah puede tener la respuesta al misterio.

INFO:ELCONFIDENCIAL

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: