LAS CLAVES PARA MANTENER UN MATRIMONIO FELIZ

ARTÍCULO.-Estar en pareja es una de las experiencias más fructíferas que se pueden tener, además de las más felices. Sin embargo, e independientemente de la edad, algunos hombres y mujeres parecen no haber comprendido que el amor de pareja requiere trabajo, disposición y generosidad.

 

matrimonio feliz

 

Algunos matrimonios parecen haber encontrado estrategias precisas para sacar a flote lo mejor de cada uno, convirtiéndose en parejas felices en el tiempo. Estas tácticas unen varias áreas importantes en una relación y pueden ser la clave para un matrimonio feliz.

– Ayudar a la pareja a sentirse querida: Esto se puede hacer al enfatizar el respeto y apoyo mutuo, como ponrle atención, dejar de lado la televisión o el periódico cuando la pareja habla, hacerle preguntas con interés, asegúrarse de que el compañero sepa que le hemos escuchado.

– Tener discusiones justas: Antes de pelear, se recomienda usar el enojo de forma constructiva. ¿Cómo? Usándolo para profundizar en las causas del desacuerdo entre ambos. Jamás se debe usar como arma en un argumento, algo que se haya confiado en el pasado. Hay que encontrar hechos y reconocer la legitimidad de los sentimientos del otro, sin juzgar ni criticar. Y por nada del mundo, se debe salir de la habitación hasta que ambos hayan acordado que la discusión ha terminado.

– Conseguir que la pareja exprese sus sentimientos: Formular preguntas acompañadas de comentarios que inciten a desarrollar una respuesta como preguntar cómo estuvo el día. Se debe reemplazar la crítica o culpa con soluciones. Sentarse juntos, tomarse de las manos, tocarse mutuamente el rostro o el cabello también es importante.

– Compartir las labores de casa: Aunque esta generación realiza menos trabajo doméstico que las anteriores, los matrimonios igual manifiestan problemas en esta área. Se debe crear un plan para procurar una justa distribución de las labores caseras. Si hay niños, también se deben involucrar en las tareas de casa, así aprenden y crecen como seres independientes a este nivel.

 

 

– Mantén una relación sexy: La sensualidad no sólo es para la alcoba. Lo ideal es procurar expresar intensidad en diversas formas durante el día. Háblense tierno todos los días aunque sea sólo 10 minutos, mantener detalles como decir “buenos días” y “buenas noches”. Darse tiempo para el amor físico es saludable, así que también se puede planear veladas románticas, y no por eso, serán menos excitante.

Las relaciones humanas, en general, son todo un desafío, pero gracias al sentimiento llamado amor, todo desafío puede transformarse en armonía y dicha.

 

Info.Urban

A %d blogueros les gusta esto: