LAS FALLAS Y PENDIENTES DE LA PGR EN LA GESTIÓN EPN

LAS FALLAS Y PENDIENTES DE LA PGR EN LA GESTIÓN EPN

Nacional.- Este miércoles, Elba Esther Gordillo salió libre de todos los cargos que le imputaba la Procuraduría General de la República (PGR). Al final del día, 5 años después de su arresto, se le cayó el caso a la Procu y la controvertida líder sindical caminará con libertad por nuestro país.

Cómo habrá estado la cosa que Olga Sánchez Cordero, propuesta como titular de Gobernación para la futura administración, dijo que “no venían bien sustentadas las denuncias penales”. Pues cómo no, si técnicamente, en estos momentos la PGR anda sin titular.

Alberto Elías Beltrán está de suplente tras la salida de Raúl Cervantes. Además de ellos, durante el sexenio, ya desfilaron por el mejor puesto de la Procuraduría Arely Gómez y Murillo Karam. Entre los cuatro han dejado un sinfín de pendientes, se les han ido de las manos otros tantos, varios casos no se armaron y seis años después “las fallas en el debido proceso” todavía retumban en la cabeza de más de un ciudadano enojado.

Para que no se nos haga bolas el engrudo vámonos en orden de cada titular de la PGR y ahí contamos qué le ‘falló’ a cada uno.

Jesús Murillo Karam

jesus-murillo-karam-pgr
Foto: Vanguardia

Saquemos rápido la complicada: Murillo Karam es el autorazo de la repudiada “verdad histórica” y de la aún inconclusa investigación de Ayotzinapa. Nada más con eso tenemos para dejar claro el trabajo del político hidalguense frente a la PGR. Pero no, obvio hay más.

También estuvo a cargo de la investigación —es un decir— en el albergue de ‘Mamá Rosa’ en Zamora, Michoacán. Aquí, rescataron a más de 500 niños de un albergue donde sufrían “vejaciones y abusos”. El caso alcanzó proporciones nacionales y ‘Mamá Rosa’, quien manejaba el orfanato, nunca pisó la cárcel. 

Murillo Karam se aventó un “lo teníamos y se nos fue” cuando salió de la cárcel Caro Quintero.

¡Ronda rápida! Con Murillo Karam no pasó nada del caso de corrupción de Oceanografía, ni en el de Ficrea. El exprocurador llegó tarde a Tlatlaya y tampoco pasó mucho en los hechos sangrientos de Apatzingán. Pa’ colmo, a escasas semanas en su cargo debutó en la extraña explosión de la Torre de Pemex.

Arely Gómez González

arely-gomez-pgr
Foto: Info7

La ‘joya’ de su mandato es la segunda fuga del Chapo Guzmán. Arely Gómez tenía unos cuantos meses en el cargo cuando la máxima detención del sexenio se les peló del penal del Altiplano por un túnel de más de kilómetro y medio. Al picudo del Cártel de Sinaloa lo detendrían 181 días después; pero el oso no se lo quita nadie.

Algo hay que reconocerle a Arely Gómez y es que trabajó fuertemente en un caso: salvar a Humberto Moreira de la cárcel en Madrid. El exgobernador y expresidente del PRI estaba detenido en España por lavado de dinero y nexos con el narcotráfico. Al final, Moreira salió libre gracias a una gran movilización de las autoridades mexicanas, que incluyeron llamadas telefónicas personales de Gómez con las autoridades españolas. El caso está “cerrado”.

A ella ya le tocaron los ‘problemitas’ con los gobernadores, pero no agarró a ninguno. Arely Gómez dejó el cargo en medio de los procesos legales contra Guillermo Padrés de Sonora y Javier Duarte de Veracruz. También, dejó a la mitad el proceso contra Borge, de Quintana Roo; el otro Duarte, de Chihuahua y Rodrigo Medina, de Nuevo León.

Ya pa’ terminar, Arely Gómez no le avanzó a los procesos heredados de Ayotzinapa o Tlatlaya; pero sí le sumó inacción a unos nuevos. En sus 20 meses al frente de la PGR no pasó nada con los casos de Nochixtlán o Tanhuato.

Raúl Cervantes Andrade 

raul-cervantes-PGR
Foto: Economista

Raúl Cervantes llegó a la PGR con los pendientes de los anteriores procuradores y se colgó la medallita de agarrar a Javidú y terminar la investigación de uno de los “mayores esquemas de corrupción internacional”. Peeeeeeero… es la fecha que el escándalo de Odebrecht no se ha resuelto y la defensa de Javier Duarte le está poniendo una arrastrada a la PGR. 

Sobre los casos inconclusos mencionados arriba ni se diga; todos siguen con un gigantesco signo de interrogación. A eso, agréguenle que es él quien “simuló” la investigación del Caso Pegasus; la historia de espionaje, ciberataques y acoso virtual del gobierno mexicano en contra de activistas.

Además de los escándalos personales como su Ferrari emplacado en Morelos, Cervantes también iba que volaba para colocarse como “Fiscal Carnal”, aunque al final no funcionara. Técnicamente, es a él a quien se le peló Yarrington, Eugenio Hernadez, César Duarte y Roberto Borge. Aunque después los encontraran regados por el mundo.

Tal vez ya no ocuparon las portadas de los diarios, ni se ganaron un título en la prensa, pero la PGR también deja pendientes miles de desaparecidos, interrogantes en los asesinatos de Juárez, y solo 3 sentencias por cientos de homicidios contra periodistas.

INFO/ SOPITAS

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: