MORENA BUSCA RENOVACIÓN  DE LA MESA DIRECTIVA  DEL SENADO

MORENA BUSCA RENOVACIÓN  DE LA MESA DIRECTIVA  DEL SENADO

 

En un proceso que vislumbraba una posible división interna en Morena y concluyó con el cierre de filas en torno a Ricardo Moreal, la bancada del partido se pronunció por la renovación de la Mesa Directiva del Senado. Mónica Fernández Balboa es la candidata.

Martí Batres Guadarrama, actual presidente de la Mesa Directiva, acusó a Ricardo Moreal, coordinador de la bancada morenista, de haber ensuciado el proceso al permitir la votación de senadoras del PES.

En redes sociales lanzó acusaciones contra Monreal a quien señaló de haberlo perseguido y combatido para sacarlo de la Mesa Directiva.

¿Qué logró? Exhibirse como un político faccioso incapaz de encabezar un amplio movimiento. El riesgo es que regresemos a las épocas del cacicazgo”, escribió.

Más tarde ratificó sus acusaciones en una conferencia de prensa y pidió a Ricardo Monreal que deje la coordinación.

Sin embargo, Monreal se reunió con sus compañeros de bancada, quienes cerraron filas en torno a él, lo ratificaron como coordinador de bancada y rechazaron la ventilación de la vida interna del grupo parlamentario.

La demostración de unidad, con Monreal al centro del grupo, contrastó con la imagen de Martí Batres sentado solo, en la sala de la Mesa Directiva del Senado.

 

 

MORENA ENCIENDE ÁNIMOS

 

Martí Batres Guadarrama perdió ante Mónica Fernández Balboa la candidatura de Morena para la presidencia del Senado y aunque acusó a Ricardo Monreal de incurrir en trampas para arrebatarle esa posición y le exigió dejar la coordinación del grupo parlamentario, Monreal Ávila logró cohesionar a los senadores en torno a él, pues lo ratificaron por unanimidad, por lo que alejaron el fantasma de la división interna.

Acompañado por 49 de los 59 senadores de Morena, Ricardo Monreal cerró ayer una tensa jornada de votación interna del Senado, con la imagen de una bancada totalmente unida, que dejó atrás el episodio de la votación, a pesar de que Martí Batres hizo público, mediante su cuenta en Twitter, que “durante meses el senador Ricardo Monreal me persiguió y me combatió para sacarme de la Mesa Directiva ¿Qué logró? Exhibirse como un político faccioso e incapaz de encabezar un amplio movimiento. El riesgo es que regresemos a las épocas del cacicazgo y el poder de un solo individuo”.

Las acusaciones las ratificó después en una conferencia de prensa ofrecida en la Mesa Directiva del Senado, donde exigió que Ricardo Monreal deje la coordinación del grupo parlamentario, pero al mismo tiempo, a puerta cerrada, sus compañeros de bancada le reprochaban que no hubiera asistido a la reunión y que no debatiera con ellos; por el contrario, prefiriera ventilar sus diferencias en redes sociales y en los medios.

Así, 25 de los 29 senadores que votaron originalmente por Martí Batres para permanecer en la Mesa Directiva decidieron cerrar filas con Ricardo Monreal, a fin de mantener la unidad del grupo parlamentario y en rechazo a la ventilación de la vida interna del grupo parlamentario.

Batres acusó a Monreal de haber permitido que votaran las senadoras del PES, a pesar de que la senadora Antonia Cárdenas, del PES, que votó por Batres, fue la que solicitó el derecho a votar en el proceso.

En conferencia de prensa, Martí Batres dijo que Antonia Cárdenas había renunciado al PES para poder votar con Morena, pero en entrevista la senadora aclaró que, en efecto, regresará a Morena, pero a partir del 1 de septiembre; es decir, su voto de este lunes en la plenaria de Morena fue como integrante del PES.

De acuerdo con Mónica Fernández Balboa, las senadoras del PES pudieron votar porque son militantes de Morena, en tanto que los integrantes del grupo parlamentario del Partido del Trabajo no militan en Morena, por lo que no podían votar, como pidió Batres.

Todo el proceso de elección, que resultó con 33 votos en favor de la renovación de la Mesa Directiva, 22 votos por la reelección de Martí Batres y dos sufragios nulos, fue vigilado por integrantes de la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena y durante dos horas tuvo encima el fantasma de la división interna, por la reacción pública de Martí Batres en redes sociales.

MANTIENE DIÁLOGO

Sin embargo, Ricardo Monreal mantuvo el diálogo con sus compañeros. Napoleón Gómez Urrutia, batristas, reprochó que se dejara votar a las integrantes del PES, pero fueron las mismas legisladoras de ese grupo quienes aclararon su militancia.

Ese diálogo fue intenso y hubo un acuerdo para que se le proponga a Martí Batres quedarse como vicepresidente del Senado, pero en caso de que lo rechace, la posición quedará para Salomón Jara. También acordaron salir todos juntos a un pronunciamiento públicos todos unidos en torno a su coordinador, quien puso a consideración de ellos la coordinación y lo ratificaron por unanimidad.

La demostración de unidad, con Monreal al centro del grupo, contrastó con la imagen de Martí Batres sentado solo, en la sala de la Mesa Directiva del Senado.

 

REGRESARÁ AL PARTIDO

 

La senadora Antonia Cárdenas, una de las legisladoras adscritas a Encuentro Social que ayer generó polémica porque votó con el grupo parlamentario de Morena, aclaró que emitió su voto en favor de Martí Batres, porque es militantes de Morena y por valorar que hizo un trabajo correcto y explicó que se integrará a la bancada de Morena a partir del 1 de septiembre.

Interrogada sobre el porqué solicitó votar en el proceso interno de Morena, explicó que “creo que era mi derecho. Es un derecho que tengo como militante de Morena, como coalición, creo que es mi derecho también de externar y de expresar mi voto hacia mis preferencias que yo tengo. O sea, yo quería que la Mesa Directiva siguiera igual y ese fue mi sentir”.

 

 

 

Cuestionada sobre la acusación de Martí Batres, de que la votación del PES ensució el proceso interno de Morena, respondió que “no, yo siento que esta es una participación muy democrática. Hubo democracia, estuve presente desafortunadamente, a lo mejor no tuvimos el resultado que hubiéramos querido, pero yo no tengo nada más qué decir, más que mi postura fue votar por el senador Martí Batres”.

Y aunque Martí Batres informó que el voto de Antonia Cárdenas fue ya en su calidad de senadora de Morena, porque solicitó su cambio de grupo parlamentario, ella aclaró que “no hay ninguna duda, yo siempre he pertenecido a Morena y quiero seguir perteneciendo a Morena.

Mi cambio de Encuentro Social a Morena es eso nada más, es un cambio que yo debí estar en un principio, pero estamos en ese proceso y mi cambio entra a partir del 1º de septiembre”; es decir, ayer votó como integrante del PES, no de Morena.

Aunque Martí Batres pidió que Morena dejara que votaran los senadores del PT en la decisión del candidato para presidir la Mesa Directiva del Senado, los petistas aclararon que no se meten en decisiones internas de otro grupo parlamentario y que esperarán hasta la votación del pleno para expresar su decisión.

INFO:EXCELSIOR

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: