No habrá “aletargamiento” en la Profeco, Ernesto Nemer: Entrevista

MÉXICO.- A unas horas de haber asumido el cargo como titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ernesto Nemer señala que entre sus principales objetivos en el cargo está acortar los tiempos en los procedimientos de quejas para terminarlos en la etapa de conciliación y evitar llegar a juicios.

Para ello, el funcionario planea una serie de reformas legales a la Profeco que le otorguen mayores facultades para realizar su trabajo, además de mayor colaboración con los diferentes actores del sector consumo, como la iniciativa privada.

¿Cuáles son los retos que encuentra al frente de la procuraduría?

La principal tarea que tenemos está en la prevención, a través de la difusión de los derechos que tienen los consumidores y de las funciones de la Profeco. Con mayor información buscaremos que los proveedores no abusen y que las denuncias o quejas terminen en juicios administrativos.

Tenemos que acercar el quehacer de la procuraduría a los ciudadanos, y estar mucho más al pendiente de la supervisión de los servicios que se prestan, lo que va a permitir el cumplimiento de la ley.

¿No había suficiente acercamiento con los consumidores?

Se tenía, pero no sobra incrementarla. Cada etapa es de perfeccionamiento, de consolidación, de reorientar algunas políticas para prevenir y proteger los derechos del consumidor.

Debemos difundir con mayor precisión y profundidad estos derechos, qué es lo que no deben hacer los proveedores para que no haya quejas.

El eje central de esta nueva etapa será sin duda la protección de los derechos de los consumidores frente a los proveedores. La Profeco se convierte en un verdadero aliado del consumidor, para lo cual tenemos que trabajar mucho más en que ellos sepan cuáles son sus derechos y nosotros, como autoridad reforzarlos y respaldarlos para que a través del menor tiempo posible, en la etapa de conciliación, podamos restituir el derecho que les corresponde.

¿Cuál será la estrategia para conseguirlo?

Principalmente será la coordinación entre los tres órdenes de gobierno, para que hagamos lo que nos toca, y de esta manera garanticemos que los proveedores no sufran daño y, a la vez, garanticemos la protección de los derechos de los consumidores de bienes y servicios.

Vamos a involucrar a la iniciativa privada, sectores y organizaciones que tienen que ver con la prestación de bienes y servicios para acortar los tiempos en los procesos administrativos y quejas.

También vamos a impulsar el uso de la innovación tecnológica para evitar el contacto entre ciudadanos y servidores públicos, ya que luego esto se presta a malas interpretaciones. A través de los mecanismos de innovación evitaremos cualquier acto de corrupción

Sobre los ajustes legales a la Profeco, ¿qué clase de reformas plantea?

Uno de los ejes que vamos a trabajar es la modernización del marco jurídico para consolidar el Sistema Nacional de Protección al Consumidor, lo que nos permitirá avanzar en un marco normativo más vigente, de mayor protección a los consumidores y, sobre todo, de mayor difusión.

Vamos a consultar a consumidores y organizaciones. Cualquier cambio a la ley requiere la opinión de aquellos que padecen problemas y abusos. Iniciaremos consultas ciudadanas directas, que nos permitan perfeccionar lo que hoy tenemos para darles mayores garantías a los consumidores.

¿Habrá mano dura contra las empresas que violen la ley?

No hablaría de mano dura, sino de la aplicación irrestricta de la ley. Vivimos en un Estado de derecho, en un país de leyes y ante este marco jurídico tenemos que aplicar la legislación.

Pero también debemos trabajar en la prevención, la comunicación y la educación, para que nadie señale que no conocía la norma y que por eso la infringió, aunque el desconocimiento de la ley no justifica su incumplimiento.

Como consumidor, ¿alguna vez ha presentado alguna queja ante Profeco?

Afortunadamente no la he presentado. Cuando he tenido problemas de este tipo me he acercado a las empresas y por fortuna he resuelto el daño que se me habían ocasionado.

Creo que esto tiene que ver con la experiencia de la Profeco, cuyo objetivo es que los proveedores no abusen de los consumidores y presten servicio correctamente en calidad, precio y tiempo.

Usted es el cuarto titular de la Profeco en la presente administración, ¿se va a quedar al frente de la Profeco hasta 2018?

Vengo a cumplir con este encargo de manera responsable, tengo todo el deseo de permanecer el tiempo que el Presidente lo decida porque él es quien nombra y pide renuncias.

Mi compromiso es hacer de esta nueva etapa en la procuraduría una institución en la que los consumidores vean un verdadero aliado, y ofrecer los mejores resultados para ellos.

Respecto al primer procurador, Humberto Benítez, su salida se dio por el comportamiento de su hija ¿Se acabaron esas actuaciones de prepotencia de personas allegadas a la autoridad?

Tienen que acabarse en cualquier instancia del gobierno.

¿Tiene Ernesto Nemer alguna aspiración política luego de su paso por la Sedesol y ahora frente a la Profeco?

Mi aspiración es el servicio a los consumidores para poder transitar en una cultura del respeto hacia ellos y a los proveedores.

 

Info.24Horas
A %d blogueros les gusta esto: