Plan de Obama para cerrar la prisión de Guantánamo

ESTADOS UNIDOS.- El presidente de Estados Unidos Barack Obama dijo en uno de sus primeros actos en la administración que cerraría la prisión en la Bahía de Guantánamo en Cuba. Siete años más tarde, obstaculizado por un Congreso hostil y el escepticismo de su propio partido, ya tiene un plan que pretende seguir mientras siga siendo presidente.

La Casa Blanca presentó este martes, menos de un mes antes de la primera visita oficial del presidente a Cuba, la estrategia para cerrar el penal para combatientes enemigos. Se espera que la iniciativa se encuentre con resistencia de los republicanos.

Obama visitará la isla, donde se encuentra asentada la base naval utilizada como cárcel para personas acusadas de terrorismo, los próximos 21 y 22 de marzo. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, anunció este martes que también viajará a La Habana “en una semana o dos” para hablar sobre derechos humanos antes de la llegada del presidente.

Transferencia de presos

El plan sugiere 13 lugares potenciales en Estados Unidos para transferir a prisioneros de alta peligrosidad a Estados Unidos, así como para enviar a 35 de ellos a instalaciones carcelarias en otros países. Además de las instalaciones que presentó el Pentágono como Leavenworth, Charleston y Florence, las otras opciones son también prisiones militares o federales.

El número de detenidos ha caído a 91 durante el mandato de Obama. Hay aproximadamente 2,000 militares y personal civil asignado a la instalación penitenciaria y la operación cuesta cientos de millones de dólares.

Obama dice que la prisión, que tiene sospechosos de pertenecer a grupos terroristas, es una herramienta de reclutamiento para integrantes de estos grupos que se ha vuelto muy costosa para mantener.

La medida le ahorraría al Gobierno de EU entre 65 y 85 millones de dólares al año comparado a lo que cuesta mantener a los presos en Guatánamo. El costo total de transferir a los detenidos estaría entre 290 y 475 millones de dólares.

El Pentágono ha prevenido que se hagan cálculos exactos de costos debido a las restricciones estatutarias del Congreso. Un funcionario estadounidense le dijo a CNN que el reporte incluirá amplias opciones de gasto y no detalles específicos de inversión, como ha pedido el Congreso.

Los legisladores de ambos partidos se han opuesto a transferir a los detenidos de Guantánamo a Estados Unidos.

“No le quiero dejar este problema al siguiente presidente”

En una carta al Congreso, el teniente general William Mayville dijo: “Las leyes actuales prohíben usar los fondos para transferir, liberar o asistir en la transferencia de detenidos de Guantánamo hacia o dentro de Estados Unidos”.

Info.CNNExpansión

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: