POSICIONES SEXUALES PARA TENER SEXO EN LA COCINA

DISPARATES.-La cocina es un lugar ideal para sacar tus bajas pasiones y tener una momento intimo increíble con tu pareja; te recomendamos estas posiciones ¡atrévete!. SIN TABÚ 

El gran salto

Dicho esto, comencemos con esta a la que nombraremos el gran salto. Donde tendrás que sentarte en la mesa o silla, mientras él se coloca delante de ti sosteniendo tus piernas. Disfruta la penetración según tu preferencia (rápida o lenta). Toma su mano y desde tu rostro hasta tu vulva, indícale qué zonas quieres que te estimule, no necesitas hablar para informarle.

La sorpresa

Deja que te dé una sorpresa sexual, si tu mesa es muy alta o en serio no quieres tener sexo en ella, pues deja que tu pareja se coloque de pie detrás de ti, hasta que te penetre tomándote por la cintura. Desliza tu cuerpo hacia delante hasta apoyar las manos sobre la mesa o el piso.

Si estas cocinando con esta posición podrás mover la comida sin dejar de sentir placer.

Unión de los fuegos

Los beso, las caricias, o cerrar el ojo es muy práctico y más si insinúas alguna parte de tu cuerpo. Enfoquémonos en tu trasero, rósale la pierna mientras vas por una tabla de cocina o recipiente, juega a que se te cayó algo al piso y necesitas de su ayuda, en ese momento coloca tus antebrazos sobre el suelo, eleva la cadera manteniendo las piernas abiertas, así el sabrá que hacer y tu recibirás penetraciones más profundas.

Mientras él te abraza siente su respiración en tu oído, disfruta el sonido y la presencia de su cuerpo junto al tuyo.

El sacacorchos

Esta postura sin duda no podía faltar en la cocina y aunque es una posición clásica del sexo oral. Es muy muy placentera, donde podrás aprovechar que tu pareja se encuentra de pie preparando la ensalada o los platos con comida.

Tú solo tendrás que sujetar su pene firme, pero sin apretar, e ir estimulando todo el cuerpo del miembro, con movimientos envolventes.

En busca del oro

Tú también puedes disfrutar de un delicioso sexo oral, volvamos a la mesa y acuéstate en ella, abre tus piernas a los hombros de tu pareja, así él tendrá acceso directo a tu clítoris, lo que te dará un orgasmo inigualable.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: