PUEBLA ES EL TERCER ESTADO EN EL PAÍS CON MAYOR CORRUPCIÓN EN LA CÁRCEL, DESDE EL PROCESO DE ARRESTO: INEGI

PUEBLA, MÉXICO.- En Puebla el infierno de la cárcel se vive desde el arresto, pues quienes son detenidos se enfrentan a la violencia física, a presiones para declararse culpables, y a los chantajes de sus propios defensores. Una vez recluidos, deben pagar a los custodios hasta por ver la luz.

La entidad poblana es la tercera en el país en donde más actos de corrupción se cometen en contra de la población penitenciaria, los cuales ocurren con mayor frecuencia durante el proceso de detención y a manos de los custodios de las cárceles, según reveló este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) a través de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (Enpol).

A nivel nacional, los resultados de la evaluación reflejan que uno de cada cuatro reclusos recibió amenazas o presiones para declararse culpable, y así ser encarcelado por los hechos que se le imputaban.

La medición del INEGI se realizó de octubre a diciembre de 2016 en 338 Centros Penitenciarios federales, estatales y municipales en las 32 entidades del país.

¿Actos de corrupción? Incluso desde el arresto

Puebla tiene la tercera tasa más alta de internos que fueron víctima de algún acto de corrupción durante su arresto, con 489 casos por cada mil personas que fueron privadas de la libertad.

La cifra  sólo fue superada por el Estado de México con una tasa de 579 y la Ciudad de México con 560 actos deshonestos por cada mil reclusos.

De manera general, de los 7 mil 636 internos que el INEGI contabilizó en la entidad, 3 mil 734 enfrentaron alguna anomalía durante su aprehensión.

En 61.9 por ciento de los casos las irregularidades surgieron mientras fueron detenidos, el 46.5 por ciento durante la presentación en los centros penitenciarios, el 26.5 por ciento en el Ministerio Público (MP) y el 12.4 por ciento en los juzgados.

Cabe señalar que en el 38.8 por ciento de los casos no fueron presentadas órdenes de aprehensión, por lo que los presuntos responsables fueron sustraídos de donde estaban, o bien, aprehendidos en las calles.

En el 81 por ciento de los arrestos, los acusados fueron esposados, mientras que en el 60.6 por ciento se aplicó la fuerza para someterlos, además, cuatro de cada 10 fueron amenazados con un arma.

Reclusos son presionados para declararse culpables

Del total de reclusos identificados durante la evaluación, 4 mil 724 fueron interrogadas por la policía o alguna otra autoridad, cuestionamientos en los que el 23.1 por ciento fue hostigado. 

Los acusados también reciben presiones para declararse culpables. En promedio, uno de cada cinco reclusos fue víctima de ese tipo de hechos, además de ser agredido físicamente.

Corrupción sigue en los centros penitenciarios

Ya recluidos, los internos continúan siendo objeto de actos de corrupción. Según las estadísticas, por cada mil reclusos, hay 228 que son extorsionados dentro de las cárceles, cifra que es la tercera más alta en el país después de la del Estado de México (229) y la de la capital del país (310).

En el 86.4 por ciento de los casos, los responsables son los custodios, los cuales solicitan dinero para permitirles tener objetos como aparatos eléctricos, cambiar de celda, salir al patio de visita, tener agua potable, acceso a un teléfono, servicios médicos, recibir comida, usar baños, protección, ir al médico y hasta por tener luz en el dormitorio.

Uno de cada 10 ya había sido acusado anteriormente

La evaluación también analizó si los internos ya habían sido juzgados penalmente y por qué delitos.

En el caso de Puebla, el 16.4 por ciento de los reclusos están en esa condición. Los principales delitos por los que fueron acusados son robo a transeúnte, de negocio y de vehículo, portación ilegal de armas, lesiones, mientras que los menos comunes son homicidios y posesión ilegal de drogas.

 

Info.e-consulta

A %d blogueros les gusta esto: