Suma $50 mil millones la cartera vencida de créditos de la banca a familias

El monto de la cartera vencida en préstamos otorgados por la banca comercial a las familias alcanzó en marzo un nuevo máximo, en un periodo que coincide con la caída del poder de compra de los salarios, debido al repunte inflacionario del año pasado, determinó información oficial.

Al cierre de marzo, la cartera vencida de los créditos contratados por los hogares –que incluyen los destinados a la compra de vivienda y para el consumo– alcanzó 50 mil 846.4 millones de pesos, el monto más elevado desde que el Banco de México (BdeM) tiene una estadística disponible, de acuerdo con datos del banco central. La cifra superó en 15.9 por ciento a la cantidad del mismo mes de 2017, lo que implicó un incremento de 6 mil 980.8 millones de pesos.

La cartera vencida de los créditos a hogares fue equivalente, en marzo pasado, a 3.51 por ciento del total de los préstamos vigentes al mismo mes, señala información del BdeM.

En marzo de 2017, la cartera vencida en créditos a las familias equivalía a 3.25 por ciento de la cantidad total vigente.

Prácticamente dos terceras partes de la cartera vencida en los créditos de la banca a los hogares se concentra en el segmento de los préstamos al consumo –que incluye tarjeta de crédito–, de nómina y personales, así como para la compra de bienes duraderos.

Al cierre del primer trimestre de este año, la cartera vencida en créditos al consumo ascendió a 32 mil 163.4 millones de pesos, cantidad superior en 17 por ciento a la reportada en el mismo periodo del año pasado y que represento 63 por ciento del total del saldo vencido del financiamiento a las familias.

En el caso de los créditos a la vivienda, la cartera vencida en marzo de este año fue de 18 mil 683 millones de pesos, 13 por ciento más que en marzo de 2017, indicaron los datos del banco central.

El año pasado se registró la mayor pérdida en el poder de compra de los salarios, desde la provocada por la crisis financiera y económica de 2009.

A lo largo de 2017, los salarios contractuales tuvieron un incremento de 1.3 puntos porcentua-les menos que la inflación registrada en el periodo, según datos oficiales, lo que se tradujo en una pérdida del poder adquisitivo del ingreso de los trabajadores.

Incipiente recuperación

En el primer trimestre de este año, el crédito vigente al consumo otorgado por el conjunto de la banca comercial tuvo un crecimiento anual de 3.1 por ciento real, descontado el efecto de la inflación, sin cambio respecto del comportamiento de febrero, reportó BBVA Research, al citar cifras del Banco de México.

La estabilidad en el ritmo de crecimiento de la cartera al consumo pudiera estar asociada al mejor desempeño en los indicadores de adquisición interna y de salarios reales, comentó el área de análisis de Bancomer.

El desempeño del crédito bancario estuvo determinado por comportamientos mixtos en sus diferentes segmentos. En el de tarjeta de crédito, se reportó un avance anual de 3.2 por ciento, en términos reales, medio punto porcentual más que en febrero; mientras el de nómina tuvo un ligero retroceso de 0.3 por ciento anual, también en términos reales.

Se observó una desaceleración en los créditos contratados para la compra de bienes de consumo duradero, que avanzó medio punto porcentual menos que en febrero, a una tasa anual de 10.5 por ciento real.

INFO. jornada.unam.mx

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: