Una tradición netamente mexicana, La historia del Pan de Muerto.

Además de salir a pedir Calaverita, de hacer la obligada Ofrenda, y de comprar flores de Cempasíchil, el Día de Muertos cuenta con su tradición culinaria: el delicioso Pan de Muerto.

Pan de Muerto

Este rico manjar que ha evolucionado con los años, ha llegando incluso a ser preparado de diferentes maneras, sabores y colores. Pero; ¿cuál es su origen?

En lo que respecta a su origen prehispánico, hay muchas versiones sobre su creación, pero en lo que todas están de acuerdo, es que este panqué está ligado al sacrificio humano.

Sacrificio Humano

Según las malas lenguas, los sacerdotes sacrificaban a una joven a la cual le extraían el corazón para ponerlo al centro de la Ofrenda. Y si esto no es lo suficientemente mórbido, hay historias en las que se dice que el corazón era puesto en una olla con amaranto, para acto seguido, el sacerdote encargado del ritual le clavara el diente.

No sería hasta la llegada de los españoles que el pan fue utilizado para representar el corazón de un ídolo creado de varios elementos: la bolita del pan es un cráneo y las cuatro canillas son los huesos del cuerpo que señalan las direcciones del universo.

Pan de Muerto 2

Nadie sabe realmente cuál es la verdad detrás de este platillo, pero con los años su popularidad ha crecido cada vez más, llegando incluso a ser preparado con rellenos diversos para mejorar su delicioso sabor.

Pan Muerto Relleno

Debido a que este sólo se hace en esta temporada y parte de noviembre, corran a su panadería preferida para comprar uno para ustedes y para aquellos que ya han abandonado este mundo y que nos vienen a visitar este 2 de noviembre.

 Link Info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: