⚫LLEGAN A CASA LOS PRIMERO MIGRANTES FALLECIDOS EN TEXAS; FAMILIARES LOS DESPIDEN EN OAXACA 

⚫LLEGAN A CASA LOS PRIMERO MIGRANTES FALLECIDOS EN TEXAS; FAMILIARES LOS DESPIDEN EN OAXACA

 

El cuerpo de Josué Díaz Gallardo llegó esta madrugada a Santa María Tlahuitoltepec, donde finalmente sus familiares pudieron velarlo.

El cuerpo de Josué Díaz Gallardo, uno de los 26 migrantes que murieron en Texas, llegó a las 3 de la madrugada a su natal Santa María Tlahuitoltepec, Mixes Oaxaca, tras 15 horas de recorrido desde el aeropuerto internacional de Toluca proveniente de Estados Unidos.

 

El féretro, que traía escrito su nombre en una tira de papel pegada en la parte posterior del ataúd, fue esperado por sus familiares en la ciudad de Oaxaca y sus compañeros taxistas, actividad que desempeñaba Josué, de 34 años, antes de partir hacia Estados Unidos.

 

 

Desde la ciudad de Oaxaca, la carroza fue acompañada por taxis y vehículos de familares y amigos que los escoltaron durante 112 kilómetros hasta Tlahuitoltepec, en la Sierra Norte de Oaxaca.

 

La familia de Josué esperó 17 días para velar el cuerpo después de haber muerto en Texas al ser abandonado en una caja de tráiler.

 

«Había inquietudes, pero ya ahorita ya está llegando, ya estamos un poco más tranquilos en ese lado ¿no? Eso era lo que esperaban finalmente… así es, eso es lo que pedimos todo este tiempo», dijo Francisco Díaz, hermano de Josué.

 

Por la forma en que murió este grupo de migrantes que intentaba internarse en los Estados Unidos, la directora del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM), Aída Ruiz habló sobre las campañas de información difundidas en redes sociales para tratar de persuadir a los oaxaqueños de cruzar de forma ilegal en busca del sueño americano.

 

«Nosotros hemos difundido en redes sociales una campaña constante de que no se arriesguen, sabemos que la migración es un derecho universal pero hay que hacerlo de manera informada y respetando los derechos humanos de cada persona», dijo Aída Ruiz, directora del IOAM.

Al llegar el cuerpo fue recibido en la casa de sus padres y velado con música de viento. Ahí fue recordado por sus familiares.

 

«Un gran amigo, alegre siempre fue, alegre la verdad, eso sí, siempre en todos los lugares que estaba tenía esa simpatía más que nada y pues una gran persona… pues más que nada que tenía ese sueño de superarse de llegar a ser algo más de buscar otras oportunidades», comentó Adrián Hernández, amigo de Josué.

 

Personal de Migración certificó la entrega del féretro a sus familiares.

 

Junto con Josué llegaron también a Oaxaca los cuerpos de Javier Flores y Marcos Vásquez a su natal San Miguel Huautla ubicado en la región Mixteca y el féretro de Mariano Santiago, quien ya descansa en Tuxtepec, Oaxaca.

 

Info:EXCELSIOR

 

 

 

 

 

 

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: