🔴HISTORIAS TRAS 20 AÑOS DEL ATENTADO CONTRA LAS TORRES GEMELAS; “VIMOS EN TELEVISIÓN LA MUERTE DE NUESTRO HIJO” ⚠️

🔴HISTORIAS TRAS 20 AÑOS DEL ATENTADO CONTRA LAS TORRES GEMELAS; “VIMOS EN TELEVISIÓN LA MUERTE DE NUESTRO HIJO” ⚠️

 

Eunice Hanson relató a Excélsior cómo vivió el 11 de septiembre de 2001, cuando recibió una llamada de su hijo Pete, quien viajaba con su esposa y su bebé en el avión 175 de United Airlines que se impactó contra el WTC

Eunice Hanson recuerda que el 11 de septiembre de 2001 era un día brillante. Su hijo Pete había salido de viaje con su esposa Sue y su bebé Christine.

Ese día, a las 8:30 de la mañana, Eunice y su esposo Lrecibieron una llamada telefónica.

 

 

 

Era Pete, quien viajaba en el vuelo 175 de United Airlines, él les dijo que el avión estaba secuestrado, que había terroristas a bordo.

 

 

 

Nos pidió que llamáramos a la policía y al FBI. Pete lo hizo”, detalló Eunice a Excélsior.

Las memorias de ese día permanecen entre la familia Hanson.

 

 

 

Le hablaré de las pérdidas que tuve en 11 de septiembre de 2001”, responde a la primera solicitud de entrevista de este diario.

La mujer expresó que prefería un cuestionario por escrito en vez de hacer una llamada telefónica o por video para detallar la tragedia que dejó dos mil 996 fallecidos en la ciudad de Nueva York.

 

 

 

Por eso, respondió a través del chat de Facebook Messenger.

Perdí a mi hijo, a mi nuera y a mi nieta de dos años y medio”, recordó.

Hanson compartió la reacción de su esposo y cómo se transformó tras el peor atentado dentro del territorio estadunidense.

 

 

 

Cuando vimos el atentado, mi esposo colgó y se puso pálido. Desde ese momento fue otra persona”, aseguró la mujer.

El avión, que iba a 865 kilómetros por hora, se estrelló contra la Torre sur del World Trade Center, fue el segundo ataque.

Lo vimos todo en televisión”, recordó.

 

 

 

UNA NIÑA FELIZ QUE AMABA EL PARQUE

El 11 de septiembre de 2001 el terrorismo musulmán mató a mi familia”, afirmó Eunice.

Hoy, Christine tendría 22 años.

Sin embargo, pasó a la historia como la víctima más pequeña del incidente que marcó el inicio del siglo XXI.

 

 

 

La página del Memorial y Museo del 9/11 la describió como una niña pequeña que disfrutaba ir al parque de juegos y ayudar a su papá con el jardín.

En el marco de esta conmemoración, que llevó a Estados Unidos a declarar la guerra contra el terrorismo, decenas de familias pidieron al presidente Joe Biden que no participara en las conmemoraciones a menos que desclasificara los archivos sobre los atentados.

En agosto, mil 800 personas firmaron una carta para solicitar la publicación de textos que presuntamente implicarían a funcionarios de Arabia Saudí.

 

 

 

El 3 de septiembre pasado, Biden ordenó desclasificar reportes.

Aun así Eunice afirmó que no se siente bien con el nuevo régimen Talibán en Afganistán. Para ella es un regreso al mundo previo al 2001.

Veinte años después no ha habido justicia contra quienes ejecutaron los planes para matar a mi familia y a otros tres mil inocentes, maridos, esposas, abuelos, abuelas, tíos y tías de niños”, aseguró.

 

 

 

Familias de rescatistas merecen justicia, los enfermos también, insistió.

Tengo un poco de fe en que recuperaremos lo que hemos perdido”, expresó.

 

 

 

MEXICANA REVIVE EL COLAPSO

Ana Lidia cuenta a este diario las escenas de cadáveres y escombros

 

Desde su departamento en Union City, muy cerca de Manhattan, Ana Lidia Hernández Camarillo pudo ver la polvareda y el desplome de la primera Torre Gemela impactada el 11 de septiembre de 2001.

La mexicana, quien en ese entonces radicaba en Nueva York, vio los ferris en los que trasladaban los cuerpos.

 

 

 

Una amiga me llamó para decirme que viera la televisión, me asomé y vi la primera torre humeante. Corrí a ponerle gasolina al carro y pasé por un mirador y ahí vi a unos hombres que parecían musulmanes, les hablé y me contestaron en hebreo”, contó a Excélsior Hernández Camarillo, quien llegó a Nueva York en diciembre de 1988 como corresponsal de Radio Mil.

Vi los ferris que cruzaban el río Hudson con los cuerpos de las víctimas para llevarlos a Nueva Jersey. Fue una sensación horrible”, dijo.

 

 

 

Recordó que la noche del 11S fue la peor de su vida. “Sólo se escuchaban las ambulancias y las sirenas”.

Tiempo después, Hernández Camarillo desarrolló hipotiroidismo, lo que atribuye al estrés que el atentado provocó en ella.

– Ilian Cedeño

 

 

 

“¿CÓMO ES QUE SOMOS TAN FUERTES?”

Cuando recuerda lo que vivió el 11 de septiembre de 2001, Joseph Dittmar pasa de las lágrimas a las risas: contar cómo escapó del piso 105 del World Trade Center es su manera de sobrevivir.

A 20 años del atentado, el agente de seguros y padre de cuatro hijos conserva intactos sus recuerdos de la torre completa que bajó cuando un avión secuestrado por yihadistas se estrelló en la torre norte, en Manhattan.

 

 

 

Fueron los peores 30 o 40 segundos de mi vida. Vimos muebles, papeles, gente que se lanzó al vacío, cosas horribles”, cuenta el nativo de Filadelfia, entonces residente de Chicago.

En algún momento entre el piso 74 y 75 la escalera comienza a oscilar violentamente, los pasamanos se desprenden, los escalones ondulan bajo nuestros pies, olemos combustible”, recuerda.

 

 

 

Al llegar a la planta baja, Dittmar y un colega atravesaron el centro subterráneo del WTC y salieron a la superficie.

Hoy, Joseph lleva la fecha “911” tatuada en su muñeca y un pin de las Torres Gemelas en su chamarra.

AFP

 

 

 

 

Info:EXCELSIOR

 

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: