🔵CAPTAN A ELEFANTE BEBÉ ROBANDO CAÑAS DE AZÚCAR E INTENTÓ ESCONDERSE🥰

🔵CAPTAN A ELEFANTE BEBÉ ROBANDO CAÑAS DE AZÚCAR E INTENTÓ ESCONDERSE🥰

 

 

El pequeño elefante bebé fue descubierto en la escena del crimen. Al parecer se escapaba de un robo a los campos de azúcar. La imagen es imperdible.

 

 

El hecho ocurrió en Chiang Mai, Tailandia, donde un travieso elefante bebé se dio un verdadero banquete de azúcar y luego intentó escapar.

 

El amor por el azúcar y otros hechos curiosos de los elefantes

 

Es un dato comprobado que los elefantes pueden ser bastante ladrones. Hay evidencia de que se llevan comida de tiendas de campaña, pueblos e incluso de algunos camiones que transportan comida. Y ahora, este travieso elefante bebé aportó más evidencias.

 

Estos son otros hechos curiosos que quizás no conocías de los elefantes.

 

No solo a los elefantes bebés sino a todos, les gusta comer plátanos y caña de azúcar. Incluso se adentran en cultivos de agricultores locales para comerse algunos de sus bocadillos favoritos.A menudo verás elefantes llenos de barro, pero no es porque quieran jugar. Sucede que a pesar de tener una piel gruesa, se queman con el sol. Pero en lugar de protector solar, les gusta tirarse en el barro para protegerse. ¡No te gustaría tener que bañarlo!Al igual que los gatos, los elefantes ronronean, para poder comunicarse entre ellos.Los elefantes pueden vivir hasta los 70 años.

 

Así se intentó esconder el elefante bebé luego de robar azúcar

 

El hecho que fue captado por las cámaras, dentro del campo de un granjero. Según el diario Daily Mail el travieso paquidermo, al percibir al grupo de humanos que se acercaba entre las cañas de azúcar, pensó que era una estupenda idea esconderse detrás de un poste de luz.

 

 

 

Seguramente el bebé elefante no era consiente de su tamaño, al intentar ocultarse detrás del pequeño poste, que claramente lo excedió en ancho. El infructuoso intento conmovió a los granjeros, que inmediatamente lo fotografiaron, lo que resultó en la imagen que vemos.

 

Al ver el misterioso movimiento entre las cañas, los granjeros apuntaron sus linternas hacia el bebé elefante, que ya había tenido su dosis de azúcar por demás. Estático, el pequeño animal de la región de las montañas,al norte de Tailandia , no quiso ni moverse del susto, pero el crimen ya estaba hecho.

 

Info:ADN40

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: