🔵¡FUERA, GENOVEVA FUERA! MILITANTES LA CORREN DE LA CASILLA DONDE VOTÓ 

🔵¡FUERA, GENOVEVA FUERA! MILITANTES LA CORREN DE LA CASILLA DONDE VOTÓ

Llegó, votó, mostró su boleta y la fila le respondió: ¡fuera, fuera. . .!

Con frase como «primero van a pasar las personas de la tercera edad», o «aún no hay tinta indeleble», los representantes de casilla intentaban controlar las quejas de los militantes panistas que puntuales llegaron a emitir su voto en la casilla del distrito 9 en la capital poblana para elegir a quien presidirá el Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN en Puebla.

Bajo el sol, con andaderas, sombrillas y gorras con lemas de apoyo a Eduardo Rivera Pérez, de la campaña del pasado 6 de junio, los militantes censuraban el retraso de la elección pues una hora después de la apertura de la casilla no habían podido votar.

El clima es tenso. La mirada de los militantes penetra y presiona a los representantes de casillas. Algunos platican, otros esperan pacientes pero la mayoría expresa su molestia silenciosamente.

Esta elección interna definirá el ambiente y la estructura política que tendrán los militantes hasta 2024 cuando se defina el candidato o la candidata del PAN a la gubernatura de Puebla.

Llega Genoveva Huerta sin séquito

Aunque su fotografía está en la boleta y es un personaje que ha recorrido la mayoría del estado, Genoveva Huerta Villegas llegó a la casilla de la colonia Volcanes sin porra.

Su presencia pasó casi inadvertida entre los panistas que de muchas maneras mostraban su apoyo a la planilla de Augusta Díaz de Rivera, que tiene el respaldo de Eduardo Rivera Pérez, presidente municipal, y de Ana Teresa Aranda, diputada federal.

Los asistentes daban en ese momento el triunfo a la planilla que encabezan Augusta Díaz de Rivera Hernández y Marcos Castro Martínez.

Incluso al momento de la votación, cuando Genoveva Huerta se acercó a la mesa y presentó su credencial de elector para votar y mostró su papeleta con la cruz sobre su fotografía, los panistas coreaban «¡Fuera Genoveva, fuera!».

El rechazo no amilanó a la candidata, pero sí encendió a los panistas que aún esperaban en la fila para votar, misma en la que ya estaba formado Eduardo Rivera Pérez.

Abordado por la prensa, el dirigente interino del PAN, Jesús Giles Carmona señaló que la votación marchaba viento en popa, sin incidentes. Reconocía errores en la jornada pero dijo que eran fallas humanas, sin intención

Paralelamente, el representante jurídico de Augusta Díaz de Rivera denunciaba papeletas manchadas, perdidas, falta de recursos para la elección y descontento en los municipios alejados de la zona conurbada.

En contraste con la desaprobación que Genoveva Huerta obtuvo en la capital, en Hueytamalco, al interior del estado, como si de un altar se tratara, los retratos de ella y Jorge Aguilar Chedraui, posaban justo arriba de la mesa receptora de votos.

Los señalamientos por coacción al voto aumentan al interior del estado, pero el Comité Directivo Estatal del PAN o los integrantes de la Comisión Organizadora Estatal no han revelado las quejas o los altercados que pueden poner en riesgo la validez de la elección.

Info:ECONSULTA

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: