🚨 EN PUEBLA, HAY MÁS TOMAS CLANDESTINAS QUE DETENIDOS 🚨

🚨 EN PUEBLA, HAY MÁS TOMAS CLANDESTINAS QUE DETENIDOS 🚨

Los gobiernos federal y estatal presumen que combaten a fondo el delito

Luego de la explosión por una toma clandestina de gas Licuado de Petróleo (LP) en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan, tanto Miguel Barbosa Huerta como Andrés Manuel López Obrador presumieron su combate al robo de gas.

En el mismo tono, el comandante de la XXV Zona Militar en el estado, Gerardo Mérida Sánchez, aseguró que en “las tomas clandestinas disminuyeron, entre el año 2020 y 2021, en 34.5 por ciento, aunque reconoció: “no podemos eliminarlas pero sí se han restringido”.

De todos modos, Barbosa Huerta y AMLO exhortaron a los ciudadanos a denunciar a los implicados en ese delito.

Pero ocurre que Pemex tiene otros datos pues durante enero y agosto de este año los grupos criminales se mudaron del robo de gasolina al de gas LP, por lo que Puebla ocupa el primer lugar nacional con mil 14 tomas clandestinas localizadas, que representan el 67 por ciento de las mil 511 perforaciones del país, según información obtenida vía transparencia. El costo por reparar los puntos de robo de este año en la entidad ascendió a 47.2 millones de pesos.

Aunque la Sedena dijo que en Puebla disminuyeron más del 34 por ciento las tomas clandestinas, Pemex reporta que entre enero y agosto de 2020 se reportaron 985 perforaciones a los ductos de gas LP, comparadas con los 1 mil 14 casos del mismo periodo de este año, lo que indica que se incrementaron en casi 3 por ciento. Además, las autoridades, tanto federales como estatales, evitaron las visitas a los municipios con mayor actividad de robo de gas.

Autoridades evitan municipios huachigaseros

Pemex reconoce que el robo de gas LP en Puebla se expandió en los gobiernos estatales tanto de Guillermo Pacheco Pulido como de Miguel Barbosa Huerta pues al cierre de 2019 halló 916 tomas clandestinas; durante 2020 fueron 1 mil 639 perforaciones a los ductos y hasta agosto de este año, suman mil 14 casos. Los municipios con mayor incidencia son Tepeaca, San Martín Texmelucan y Quecholac, caracterizados por tener bajosresultados en el combate al saqueo de combustible.

Bajas cifras de aseguramiento de combustible robado

Un caso fue el de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, a cargo de Rogelio López Maya, que durante enero y julio pasados no reportó resultados en Quecholac, pese al reiterativo discurso de Barbosa Huerta sobre desarticular a la banda de Antonio N., alias “El Toñín”, líder del robo de combustible en la zona.

A través de una solicitud de acceso la información pública, se confirmó que desde agosto de 2019 no se registran aseguramientos en el municipio.

Tampoco las autoridades federales ingresaron al Quecholac dominado por El Toñín. La Sedena confirmó que después de 2017, cuando sostuvieron un enfrentamiento, sus elementos estuvieron ausentes hasta mayo y julio de este año cuando hallaron cinco tomas clandestinas.

La Secretaría de Marina (Semar), desde 2018 que visita la entidad, nunca recuperó combustible de ese municipio. La Guardia Nacional (GN), desde el 30 de junio de 2019 que inició operaciones, hasta julio de este año, no decomisó combustible de procedencia ilícita en la zona.

Otro caso es Tepeaca, pues Pemex confirmó que, desde 2017 hasta agosto pasado, ocupó el primer lugar estatal en tomas de gas LP, salvo en 2020 cuando fue superado por San Martín Texmelucan. Durante este año encabeza los registros estatales con el hallazgo de 304 perforaciones a los ductos. Entre enero y julio de 2021, la SSP reportó seis visitas al municipio, pero solo en abril pasado aseguró 2 mil 400 litros de hidrocarburo.

Las autoridades federales recuperaron poco combustible robado en Tepeaca, pese a que el municipio es de los punteros en el robo de gas LP en el último lustro. La Sedena realizó visitas mensuales entre enero y julio pasados, lo que arrojó la recuperación de 4 mil 200 litros de gas, además de la localización de 59 perforaciones a ductos; la GN reportó hallazgos solo en febrero pasado cuando decomisó 3 mil 600 litros de gas LP; mientras que la Semar no reportó visitas a la localidad en este año.

Detienen a pocos y liberan a la mayoría

“Aquí está el gobernador, vengan conmigo a denunciar todas las noticias, todo lo que saben del tema de tomas clandestinas”, invita el mandatario de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, pero la Fiscalía General de la República (FGR) reconoce que las indagatorias no llevan a los responsables ante la justicia. Durante 2019 y hasta julio de este año, cuando las tomas clandestinas comenzaron a aumentar, se iniciaron 2 mil 913 investigaciones de las cuales solo en 356 hubo detenidos.

Además de la baja cantidad de detenciones por denuncia, la FGR tiene problemas para mantenerlos bajo custodia ya que en los últimos 3 años detuvieron a 632 presuntos responsables y 452 alcanzaron su libertad, lo que representa más de 71 por ciento. La principal causa para no retener a los investigados son las detenciones practicadas al margen de lo que dicta el artículo 149 del Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP).

La Unidad de Transparencia detalla que la principal causa por la que los presuntos implicados en delitos relacionados con el robo o compra de combustibles es la detención anticonstitucional, con 242 casos. La segunda causa es que se considera que los delitos no alcanzan prisión preventiva, por lo que quedaron libres 196 personas; una tercera razón fue el sobreseimiento de la causa mientras que hubo 12 casos en los que los que no se aclaró la causa.

Entre los posibles implicados en el robo de combustible están los trabajadores de Pemex, pero la FGR señala que no sabe cuántos denunciaron en Puebla, porque “no les es posible identificar sí las denuncias interpuestas fueron en contra de empleados de Petróleos Mexicanos”, respondió por vía transparencia.

Pero la Dirección Jurídica de la empresa del estado si cuenta con procesos penales en contra de sus empleados, durante 2019 y julio de este año presentaron cuatro denuncias.

Destaca que las cuatro denuncias que presentó Pemex implicaron a ocho trabajadores y exempleados por la comisión de delitos que derivó en sus detenciones, pero ninguno obtuvo sentencia, ni tampoco contaron con órdenes de aprehensión. Durante enero y julio de este año confirmaron que no presentaron ningún procedimiento.

Pemex gasta millones y recupera poco

Puebla se mantiene desde el 2016 en los primeros lugares a nivel nacional en la detección de tomas clandestinas de gas LP, tras ocupar la primera posición en cinco de los seis cierres anuales, excepto en 2018 cuando fue segundo lugar, detrás del Estado de México. Durante el mismo periodo se invirtieron 166.1 millones de pesos en reparar las perforaciones de los ductos.

Durante enero y agosto de este año, la empresa del estado acudió a Puebla a cerrar mil 14 tomas clandestinas de gas LP, por lo que se invirtieron más de 47.2 millones de pesos. El monto que se destinó en 2021 para reparaciones se encuentra como el segundo más alto de la década, pues en la entidad los cierres anuales de entre 2011 y 2019 se destinaron menos de 38.9 millones de pesos.

También Pemex reconoció vía transparencia que en Puebla cada año tiene menor recuperación de gas PL pese a que en más de un lustro la entidad ocupó las primeras posiciones de tomas clandestinas en el país. De enero a julio de este año le devolvieron 4 mil litros de gas, cuando en el mismo periodo del 2020 fueron 5 mil 820 litros de producto. En 2016, último año en el que le regresaron gas de la entidad, recibió poco más de 59 mil litros.

Info:ECONSULTA

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: