Gordon Elliott, uno de los mejores entrenadores de caballos, fue inhabilitado por un año por la Irish Horseracing Regulatory Board (IHRB), con los últimos seis meses suspendido, tras una foto en la que se le aprecia encima de un caballo muerto, la cual causó indignación. El veredicto de la sanción se dio después de una audiencia que duró ocho horas, la cual comenzará el 9 de marzo, previo al arranque el Festival de Cheltenham, donde Elliott ha sido entrenador principal en dos ocasiones.

Tras darse a conocer sus suspensión por 12 meses, Gordon Elliott emitió un comunicado acatando el castigo, pues cree que fue justo, por lo que “cargará con el peso de mis transgresiones por el resto de mi carrera. Nunca más faltaré el respecto a un caballo vivo o muerto, no lo toleraré en otros”. “Estoy pagando un alto precio por mi error, pero no tengo ninguna queja. Me rompe el corazón ver el daño que he causado a mis colegas, familia, amigos y seguidores. Tengo un largo camino por delante, pero cumpliré mi condena y luego volveré a ser mejor”.

INF.MILENIO

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: