DAMNIFICADOS POR SISMOS EN OAXACA INICIAN CARAVANA A CDMX

Juchitán, Oax.

Unos 500 integrantes de la Coordinadora General de Damnificados del Istmo, afectados por los sismos del 7 y el 23 de septiembre de 2017, partieron en caravana motorizada a la Ciudad de México para exigir a las autoridades federales un segundo censo que incluya a los 41 municipios de dicha zona oaxaqueña.

Los participantes en la Caravana de los olvidados no recibieron folios de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; a otros no les entregaron tarjetas de apoyos para reconstrucción; algunos solicitan reclasificación de daño parcial a total y a otros más les dieron tarjetas sin saldo.

Los damnificados se concentraron ayer en la ciudad de Juchitán para dirigirse a la capital de Oaxaca y posteriormente a la Ciudad de México.

Vecinos de Matías Romero, Ixtepec, Ixtaltepec, El Espinal, Juchitán, Unión Hidalgo, San Mateo del Mar, Tehuantepec y otros municipios istmeños que participan en la protesta exigieron al gobierno federal un censo completo de damnificados, no una simulacióncomo la que hizo hace un par de semanas, cuando sólo se incluyó a ocho de los 41 municipios afectados.

Jorge Domínguez López, originario de Juchitán y damnificado por el sismo del 23 de septiembre, no tiene casa y vive en un refugio comunitario. En el segundo censo no pudo reclasificar los daños y sólo recibió 15 mil pesos para reconstruir su vivienda. Por eso decidió unirse a la caravana.

Según la Coordinadora General de Damnificados del Istmo, 16 mil personas afectadas por los terremotos reclaman ayuda y, siete meses después, no han podido reconstruir sus viviendas.

Soid Ruiz López, vocero de la coordinadora, señaló que la agrupación exige un segundo censo, serio y digno, de familias afectadas, pues el de marzo excluyó a miles de damnificados y sólo benefició a ocho municipios del Istmo.

No existe un registro completo que tome en cuenta a las familias que no tienen tarjeta ni a los que piden reclasificación de daños. Lo que se hizo fue simular un censo. Por eso vamos a la Ciudad de México, a manifestarnos y a denunciar que en Oaxaca hace falta mucha atención, dijo.

La caravana llegaría la noche de ayer al poblado de El Tule, en Oaxaca, y el mediodía del lunes llegaría a la capital del estado para realizar una manifestación. De ahí los inconformes seguirán a Nochixtlán; el miércoles partirán a Puebla para reunirse con damnificados por los terremotos de septiembre en el municipio de Izúcar de Matamoros, y el jueves saldrán a la capital del país, donde el viernes 20 se reunirán con los damnificados del Frente Nacional y exigirán al gobierno federal que los atienda.

INFO. www.jornada.unam.mx

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: