EL CAMPO MAGNÉTICO TERRESTRE SE ESTÁ DEBILITANDO, ACORDE A ESA

EL CAMPO MAGNÉTICO TERRESTRE SE ESTÁ DEBILITANDO, ACORDE A ESA

En un área que se extiende desde África hasta América del Sur, el campo magnético terrestre se está debilitando gradualmente.

Este extraño comportamiento desconcierta a los geofísicos. Asimismo, está provocando perturbaciones técnicas en los satélites que orbitan la Tierra. Los científicos están usando datos de la constelación Swarm de la “Agencia Espacial Europea” (“ESA”, por sus siglas en inglés) para comprender mejor esta área, conocida como la “anomalía del Atlántico Sur”. El campo magnético terrestre es básico para la vida en nuestro planeta.

Esta compleja fuerza dinámica nos protege de la radiación cósmica y las partículas cargadas procedentes del Sol. En gran parte es generado por el océano de hierro fundido supercaliente y turbulento que conforma el núcleo exterior de la Tierra. Está ubicado a unos 3,000 kilómetros bajo Tierra.

Asimismo, crea corrientes eléctricas que, a su vez, generan nuestro campo magnético, que está en constante cambio. Estudios recientes han demostrado que la posición del polo norte magnético está cambiando a gran velocidad.

En los últimos 200 años, el campo magnético ha perdido, de media global, alrededor del 9 % de su fuerza.

Jürgen Matzka, del Centro Alemán de Investigación de Geociencias (GFZ), explica: “El nuevo mínimo oriental de la anomalía del Atlántico Sur lleva una década formándose, aunque en los últimos años se ha acelerado su desarrollo. Tenemos mucha suerte de contar con los satélites Swarm para investigar la evolución de esta anomalía. El reto ahora es entender los procesos en el núcleo terrestre que provocan estos cambios”.

Se ha especulado sobre si el actual debilitamiento del campo magnético es un signo de que la Tierra se acerca a una inminente inversión de los polos norte y sur, que se intercambiarían.

Día de la Tierra NASA naturaleza ONU
Foto: Getty Images

A nivel superficial, la anomalía del Atlántico Sur no es motivo de alarma.

Sin embargo, es más probable que los satélites y otras naves que sobrevuelen la zona experimenten fallos técnicos, dada la mayor debilidad del campo magnético en esa región, lo que permite que las partículas cargadas penetren hasta las altitudes de los satélites en órbita baja terrestre.

El misterio del origen de la anomalía del Atlántico Sur aún está por resolver. No obstante, una cosa es cierta: las observaciones del campo magnético de Swarm ofrecen nuevos datos fascinantes sobre procesos poco comprendidos del interior de la Tierra.

  • ¿Qué es la constelación Swarm?

Swarm es la primera misión de constelación de la ESA para Observación de la Tierra (EO). La misión consta de tres satélites idénticos llamados Alpha, Bravo y Charlie; lanzados el 22 de noviembre de 2013 en una órbita polar.

Swarm se dedica a crear un estudio altamente detallado del campo geomagnético de la Tierra y su evolución temporal.

Asimismo, analiza el campo eléctrico en la atmósfera, mediante el uso de una constelación de satélites que transporta magnetómetros sofisticados y otros instrumentos.

Swarm fue diseñado para operar durante cuatro años, luego de una fase de puesta en marcha de tres meses. En noviembre de 2017, la misión recibió una extensión de cuatro años más hasta 2021.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: